La Enfermedad Renal Crónica es la pérdida lenta, continua e irreversible de la función renal. Para concienciar sobre la importancia de prevenir esta enfermedad, la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales, Alcer Giralda, celebraba en el Distrito Nervión su Día del Riñón, con varias mesas informativas distribuidas por el Distrito, como la instalada en el Hospital San Juan de Dios.

La delegada del Distrito, Pía Halcón, acudía a visitar a esta asociación que tiene su sede en Nervión y con la que colabora estrechamente el distrito. «Son todo un ejemplo de superación y de esfuerzo, por lo que toda ayuda es poca», precisó la delegada a los voluntarios de la mesa.

Durante esta jornada, los viandantes podían acercarse a que les realizaran unas pruebas médicas como la glucosa o la tensión, esenciales de controlar para prevenir enfermedades renales. La insuficiencia renal se produce cuando los riñones dejan de realizar sus funciones y, o bien son incapaces de fabricar orina, o en el caso de fabricarla, es una orina acuosa y de poca consistencia, situación que se produce porque los riñones no han eliminado las sustancias tóxicas de nuestro organismo.

«Sin embargo, no hay que olvidar que, a veces, no van acompañadas de sintomatología hasta estadios muy avanzados de la enfermedad, (por eso se dice que son silenciosas) pero esto no significa que la enfermedad no esté presente y no progrese», dijo el presidente de Alcer Giralda, José Soto.

Fueron cientos de personas las que pasaron por la mesa en la que, además, se hacía un llamamiento a la donación de órganos. «Es importantísimo que la sociedad se conciencie de donar vida», dijo Soto.