El sonido de los cohetes hacía presagiar esta mañana que algo grande iba a ocurrir en el barrio de San Bernardo. Los Reyes Magos de Oriente, invitados por la asociación «144 botellines al medodía», se despedían de todos los niños a lo grande con un amplio paseo en bonitas carrozas. La encargada de abrir el cortejo real ha sido la Estrella de Ilusión que ha repartido grandes cantidades de caramelos a todos los allí presentes.

Tras ella, un barco pirata, con jovencitas tripulantes, y la casa de Peter Pan. Los más esperado llegaban tras estas carrozas, Sus Majestades han hecho su salida triunfal desde el colegio Parroquial de San Bernardo entre aplausos y vítores. El más aclamado ha sido el Rey Baltasar, al que encarnaba Israel Caraballo. Un amplio séquito bailaba y cantaba a medida que iban recorriendo las calles.

Muchos padres han querido acompañar hasta este barrio de Nervión a los protagonistas de esta fiesta, que se han ido cargados de caramelos. Cada pequeño llevaba en sus manos un nuevo regalo, más de uno ha agradecido a los de Oriente en persona por los presentes que han dejado esta noche sus casas.

La banda de música de Alcalá del Valle, Cádiz, ha animado con su sonido a pequeños y mayores, estos últimos no se han resistido, tampoco, a agacharse para recoger las chucherías con las que Melchor, Gaspar y Baltasar iban regando las calles.

Al finalizar la cabalgata los servicios de limpieza de Lipasam han baldeado las calles, aunque el trabajo no ha sido muy duro, ya los asistentes han arrasado con todos los caramelos.

Más cabalgatas en Nervión

Además de la cabalgata de la asociación «144 botellines al mediodía» También ha colmado las calles de Nervión las cabalgatas del centro cultural «La Milagrosa» y la de la peña sevillista «Al Relente».

Más de cuatro horas ha durado el paseo de los Reyes del centro cultural «La Milagrosa», que este año iba acompañada por un gran número de beduinos. Por su parte, la de la peña sevillista «Al Relente», ha tenido, como cada año, un amplio número de público a su paso por el Hospital San Juan de Dios en Eduardo Dato.