No contamos nada nuevo si decimos que Coca Cola tiene el secretos más codiciados por todo el mundo. Es complicado que algún día la empresa desvele la fórmula de la famosa bebida. Lo que si están dispuestos a revelar son las claves de la felicidad a través del Instituto Coca Cola de la felicidad. Por ello organizaron en la tarde de ayer un acto en el que Albert Figueras, médico y escritor, impartió una conferencia sobre su libro Pura felicidad. Ser feliz es saludable.

«Desde hace unos años se sabe que el hecho de ser feliz tiene una repercusión positiva sobre la salud y hay estudios clínicos que lo avalan», ha declarado el escritor. A raíz de esto, el Instituto de la felicidad de Coca cola se propuso investigar y difundir conocimientos sobre la felicidad, con el fin de mejorar la calidad de vida de los españoles, para ello cuenta con expertos como Eduardo Punset, Javier Urra, Jesús Sánchez Martos o el mismo Albert Figueras, entre otros.

Todos ellos tiene una labor complicada dado que en la época que vivimos parece no haber más temas que la crisis,  la corrupción, el desempleo y un largo etcétera de razones que lleva a la población al desaliento. Para combatir este estado de ánimo, Figueras aconseja «hablar de felicidad y de bienestar, vamos por mal camino si nuestro pensamiento es negativo, tenemos que cambiar la mentalidad y a partir de ahí retomaremos el vuelo».

«Sentirse bien con uno mismo, tener presente que la vida es para vivirla, hacer deporte si es lo que te hace feliz, beber una copa de fino si te produce bienestar, en definitiva crear tus pequeños momentos de placer y buscar la felicidad a largo plazo», estas fueron algunas de las palabras que Albert dedicó al numeroso público que se acercó hasta el salón de actos del centro cívico La Buhaira.

Quien no quiso faltar a la cita fue la delegada del distrito Nervión, Pía Halcón, que relató un bonito discurso sobre la felicidad y terminó diciendo a todos los asistentes «hoy nos vamos a ir a casa con una visión distinta, no hay una varita mágica que haga que esta tarde se borren de nuestra mente todas las preocupaciones,  pero si hay una manera de afrontar el día a día con optimismo y alegría, la felicidad no es un fin, es un medio. Ser un poco más alegre nos cambia la manera de enfrentarnos a la vida y la vida es algo maravilloso como para desperdiciarla».