El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, acompañado por la delegada del Distrito Nervión, Pía Halcón, y el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, ha visitado esta mañana la calle Amador de los Ríos para comprobar en que estado ha quedado la calle tras las obras de reasfaltado y repintado que finalizaron la semana pasada.

La Delegación de Urbanismo ha llevado a cabo estas labores que también se han realizado en vías cercanas como son la calle San Alonso de Orozco y Beatriz de Suabia. De esta forma, se ha procedido a la eliminación superficial de la capa de rodadura para posteriormente extender el nuevo firme de aglomerado asfáltico.

«Estas calles estaban en muy mal estado a consecuencia del tráfico que soporta, por las lluvias torrenciales de este pasado invierno y, sobretodo, porque llevaban muchos años abandonas», ha declarado el alcalde y ha añadido «estas mejoras que se acaban de terminar se han hecho en total coordinación con los vecinos, el distrito y la delegación de Urbanismo».

Finalmente, ha resaltado que, gracias a la baja en la adjudicación, el importe ha sido de 74.227 euros, «es decir, una obra que ha tenido un descenso económico del 24 por ciento, lo que va a permitir que podamos seguir reasfaltando nuevas calles, porque se procede directamente al pago y a la liquidación de la actuación. Esto supone que al cobrar antes los empresarios, pueden ofertar unos mejores precios y nosotros con el mismo dinero podemos ejecutar más obras de las que teníamos pensadas en un principio».