Cada año es una sorpresa distinta para los miembros de la Peña Cultural Antorcha. Su tradicional Nacimiento se ha convertido en una cita esperada porque cada Navidad, los belenistas y socios de la Peña José Fernández y Auxiliadora Álvarez conciben todo el conjunto de manera distinta y novedosa.

Este año, el resultado ha estado a la altura de los años anteriores. No en vano, este Nacimiento ha obtenido en diversas ocasiones el primer premio de la Asociación de Belenistas de Sevilla y «casi todos los años tiene un galardón», como apunta el presidente de la Peña Cristóbal Navarro.

La propia delegada del Distrito Nervión, Pía Halcón, pudo comprobar los mil y un detalles con los que está concebido este Nacimiento en la visita que ha realizado a la sede de la peña.

«Todo el Belén este año es pura catequesis», dicen sus organizadores. En el conjunto destaca la Sagrada Familia realizada en barro por el escultor José Ángel García García de Los Palacios. El arte empleado es el conocido como «a palillo» pues es así como de un trozo de barro y con un palillo «sale lo que escultor ve dentro del trozo de barro», apunta el belenista. Se convierte, así, en una obra única pues nunca conoció molde, con la originalidad de que es San José quien sostiene en sus brazos al Niño Dios.

José y Auxiliadora han pasado más de cuatro meses elaborando a mano cada detalle del Nacimiento. «Comenzamos en verano, en el Puerto y de hecho la tierra del Belén es de la arena de la playa», dice José. «Hasta las palmeras cimbrean cuando entra algo de viento por la puerta», dice el presidente de la peña. Y es que no hay un solo detalle que esté colocado por capricho, sino ordenado y perfectamente concebido.

El Nacimiento puede visitarse en la sede de la Peña Cultural Antorcha, calle Ventura de la Vega, en el horario de apertura de la entidad mañana y tarde.