El portavoz municipal de Izquierda Unida en Sevilla, José Manuel García, ha asegurado este jueves que, si su fuerza política vuelve al Gobierno de la ciudad, paralizará la ampliación de la zona azul impuesta por Zoido. «Si los sevillanos nos dan su confianza en mayo de 2015, haremos lo que ahora estamos exigiendo: suspender esta medida y, acto seguido, abrir un proceso de diálogo con los sectores afectados con el objetivo de llegar a un acuerdo y de solucionar cuanto antes este grave problema que ha creado el PP».

García ha adquirido este compromiso al término de una reunión celebrada con los representantes de la Coordinadora contra la zona azul de Sevilla, de la que forman parte asociaciones y colectivos de vecinos, comerciantes, trabajadores y usuarios. El portavoz de IU ha saludado la constitución de esta plataforma ciudadana, a la que ha trasladado su apoyo y con la que –ha subrayado– «compartimos nuestro rechazo a una decisión política que no cuenta con respaldo social y que no se ajusta a la legalidad».

«Zoido ha mentido. Nos dijo que la ampliación de la zona azul estaba completamente consensuada con todo el mundo y la realidad nos viene demostrando que no ha sido así». Prueba de ello –ha dicho- es el nacimiento de la propia Coordinadora o los resultados que arroja el último Barómetro Socioeconómico, según el cual el 73% de los sevillanos se opone a esta medida.

En este encuentro con la plataforma contraria a la zona azul, García ha dado cuenta de las distintas actuaciones e iniciativas que su grupo político viene realizando hasta ahora con el propósito de paralizar esta nueva regulación de pago que, no sólo se ha adoptado sin debate ni participación ciudadana, sino que además es ilegal, ya que la relación de calles afectadas por esta tasa debería haberse aprobado por el Pleno municipal y no a través de una resolución del delegado de Movilidad. De ahí que IU presentara el mes pasado un recurso de reposición contra esta medida que, finalmente, ha sido desestimado por el Gobierno de Zoido.

Además de esto –ha recordado García- Izquierda Unida está participando en las movilizaciones ciudadanas que se llevan a cabo en Sevilla contra esta desmesurada ampliación de la zona azul (se pasa de 4.112 a 7.285 plazas) y ha elevado también diferentes mociones tanto al Pleno del Ayuntamiento como a varias juntas municipales de distrito, reclamando en todas ellas al PP que reconsidere esta decisión política y que abra un proceso de diálogo con todos los colectivos afectados, «no sólo con los amigos de Zoido».

En este sentido, García ha vuelto a reprochar al alcalde que sólo conciba la zona azul como un elemento «exclusivamente recaudatorio» y no como «un instrumento para mejorar la movilidad en la ciudad». «Para cobrar impuestos ya existen otros tributos», ha recalcado el portavoz de IU, quien ha criticado también la «absoluta falta de transparencia» y el «secretismo» con que el Gobierno de Zoido está gestionando este servicio. «Nos parece increíble que cada día nos enteramos de nuevas plazas y calles a las que se extiende este sistema de pago por la vía del ordeno y mando y sin comunicárselo antes a los vecinos», ha apuntado al respecto.

«Tampoco se sabe nada de los bonos de residentes que el Ayuntamiento dice ahora que está dispuesto a ofrecer a los comerciantes, trabajadores o estudiantes de los lugares donde se ha ampliado la zona azul», ha añadido García. En su opinión, este es otro ejemplo claro de la «incoherencia» y del «modo chapucero» con que el PP viene encarando este polémico asunto desde el principio, ya que esa misma propuesta fue planteada ya por Izquierda Unida en sus alegaciones a las ordenanzas fiscales de 2014. Pero entonces el Gobierno de Zoido la rechazó esgrimiendo que ese tipo de bonificaciones no eran legales.

 

Así las cosas, García se ha puesto a disposición de la Coordinadora “para lo que ésta considere oportuno”. “Estamos juntos en esta justa pelea”, ha insistido el portavoz de IU, quien se ha mostrado abierto a “apoyar la convocatoria de un pleno extraordinario sobre zona azul” y a “pedir dónde sea” la nulidad de pleno derecho de esta medida”, tal y como le han solicitado desde la plataforma.

 

Además de García, en la rueda de prensa posterior a la reunión han intervenido Raquel Díaz, en nombre los vecinos organizados contra la zona azul de Nervión, y Yolanda Álvarez, en representación de la plataforma ciudadana de Bami. Ambas han lamentado que nadie del Gobierno de Zoido se haya dirigido aún a la Coordinadora para sentarse a dialogar y han advertido que no pararán de luchar hasta conseguir que se vuelva a la situación de 2013.