La residencia de las Hermanitas de los Pobres, situada en la avenida Luis Montoto, celebra hoy, a las 18:30 horas, el día de San José con una misa muy especial abierta a todos los feligreses. Con esta eucaristía conmemoran esta jornada y además, agradecen a todos sus bienhechores y voluntarios la labor que hacen cada día para que los ancianos que viven en la casa tengan una vida mejor.

«Que Dios les pague toda su generosa aportación a favor de nuestra obra hospitalaria para con las personas mayores más pobres, le expresamos nuestra gratitud, al tiempo que confiamos sus proyectos, preocupaciones y esperanzas a la intercesión de San José y de nuestra santa madre fundadora Juana Jugan», de esta forma invitan a todos los que dedican parte de sus bienes y tiempo a los residentes.

La Hermana Sor Julia ha destacado que éste es un día muy especial para la Iglesia «para nosotros es un honor poder rezar y compartir la oración con todo el que se quiera acercar hasta nuestro hogar». Un día más seguirán el consejo de su madre fundadora «Juana Jugan invitaba a las Hermanitas y ancianos a rezar mucho por todos nuestros bienhechores, hoy como ayer, seguimos sus consejos».

La congregación de las Hermanitas de los Pobres
La Congregación de las Hermanitas de los Pobres, fundada en 1839 por Juana Jugan, está al servicio de los ancianos en 32 países de los cinco continentes. En España tienen 30 hogares y día a día estas religiosas se esfuerzan por cuidar a los mayores, en espíritu de humilde servicio, guardando viva la herencia que la fundadora les dejó y prosiguiendo y actualizando su misión por todo el mundo.

En las casas de las Hermanitas los servicios que se prestan son muy diversos: acompañar a los ancianos cuando tienen que salir, ayudar en el servicio de las comidas y otras tareas hospitalarias, preparar fiestas, colaborar en las actividades organizadas para la animación de los ancianos a través del teatro o la elaboración de trabajos manuales, que son confeccionados durante el año para ser vendidos en beneficio de las residencias. Todo esto gracias a la ayuda de los voluntarios a los que hoy va dedicada la misa.