La Cuaresma trae una imagen muy especial para las alumnas del taller de flecos del Distrito Nervión: la Virgen del Refugio, titular de la Hermandad de San Bernardo, luce el fajín de hebrea que fue confeccionado y donado por las alumnas del taller de flecos del Distrito Nervión.

El pasado curso, con motivo del cierre académico, las alumnas expresaron a la monitora del taller, Mercedes Seller, la idea de realizar un fajín para la Virgen a modo de agradecimiento, puesto que las clases se imparten en la casa de hermandad de San Bernardo, que cede uno de los salones al distrito para la organización de los talleres.

Por acuerdo unánime, sufragaron y realizaron esta obra que entregaron al entonces Hermano Mayor, José María Lobo, quien aseguró en el acto de entrega que la próxima vez que la Virgen del Refugio se vistiera de hebrea lo luciría.

Así ha sido. La actual junta presidida por Teodoro Mauriño ha ceñido a la cintura de la imagen este fajín que está completamente hecho a mano. El tejido, en tonos burdeos, reproduce las habituales rayas horizontales de llamativos colores dorados y verdes propia de la vestimenta de hebrea de las dolorosas en cuaresma.

La obra fue realizada con las camareras de la Virgen, quienes también asesoraron a las alumnas de corte y confección (otro de los talleres municipales que se imparten en la casa de hermandad) para la realización de unas enaguas de encaje y un pañuelo realizado a mano en hilos de seda color blanco, que fueron donadas igualmente para la Virgen del Refugio y que fueron estrenadas en el cambio de ropa posterior a la entrega.