No ha habido un error ortográfico. Ha leído bien: un Ángel de la Guardia, que no de la guarda, ha llegado a Nervión y solicita «ayuda para ayudar». Es la asociación que han creado un grupo de hermanos y feligreses de la Agrupación Parroquial La Milagrosa para ayudar a los más necesitados del barrio.

Sus promotores, Francisco Galán y José Manuel García, han presentado esta mañana esta nueva asociación a la delegada del Distrito Pía Halcón. Ambos pertenecen a la Guardia Judía de la Milagrosa, de ahí el nombre de esta ONG que «trabaja para ayudar a aquellos que más lo necesitan, que tienen que hacer cola para dar de comer a sus hijos o que necesitan un rayo de esperanza», precisa García.

«Esta asociación cuenta con unas 70 personas voluntarias que se han unido para desarrollar esta labor», apunta Galán. En concreto, sus acciones se van a centrar en recoger alimentos entre particulares y empresas y que serán destinadas al Banco de Alimentos; también a destinar material escolar a los más pequeños; ayudar a personas mayores; y realizar talleres formativos para aumentar la competitividad en la búsqueda de trabajo.

Para ello, han ideado la creación de un carnet simbólico que, con el donativo de 5 euros, identificará a los voluntarios que se inscriban en esta asociación. «A nivel particular colaboramos con entidades y comedores, pero sabemos que uniendo fuerzas podemos llegar a muchos», indica Francisco Galán.

La Delegada de Nervión, Pía Halcón, ha expresado el compromiso de «colaborar estrechamente con lo que necesiten», especialmente «cediendo nuestras instalaciones de la Ranilla para las reuniones que van a mantener en estos meses cruciales para ponerse en funcionamiento».

Todos los interesados en unirse a este «Ángel de la Guardia» pueden contactar con ellos en el correo sosangeldelaguardia@gmail.com.