«Monedas de Cobre para Niños de Oro» es la campaña que se está llevando a cabo en Sevilla para recaudar fondos para los pequeños pacientes de «La Ciudad de los Niños» de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. La Agrupación de la Milagrosa, dentro de sus actos conmemorativos por el cincuentenario, ha puesto en marcha esta iniciativa, que consiste en el reparto de huchas con su correspondiente distintivo por toda la ciudad. Con el fin de recaudar desde monedas de cobre hasta lo que el pueblo sevillano sea capaz de aportar. Todo en beneficio de estas criaturas que tanto necesitan en el día a día.

Esta Agrupación tiene una especial vinculación con el Hospital San Juan de Dios de Eduardo Dato por cercanía. Ese es sólo uno de los motivos por los que la recaudación irá destinada a esta orden. La segunda razón nos la cuenta Javier de Martos, vicepresidente primero de la Agrupación de la Milagrosa, hace aproximadamente un año un grupo de hermanos fueron a visitar el Hospital de San Juan de Dios de Alcalá de Guadaira, donde se encuentran estos niños, tras salir del centro, Javier comenta que sin hablar con sus compañeros se dio cuenta que la misma idea rondaba por sus cabezas, en cuanto se montaron en el coche de vuelta para Sevilla decidieron que tenían que hacer algo por estos pequeños. «Nunca hemos tomado una decisión tan rápido, ni si quiera para concretar la hora de una reunión».

«La labor que se hace allí es digna de ser recompensada», y según nos dice, no cree que haya mejor manera que ésta de hacerlo. Destaca que después de dar un paseo por salas del centro, «se te quitan las ganas de quejarte y valoras mucho más lo que tienes». Con estas declaraciones Javier argumenta, más si cabe, la buena obra social que han puesto en marcha.

A partir de ahora en muchos establecimientos de Sevilla se podrán encontrar estás huchas, como dice Javier, lo de monedas de cobre es un decir, «ojalá cada ciudadano aporte más que eso». Por ahora tienen pensado colocar 250, pero les gustaría llegar a las 500. Hasta dentro de un año será una incógnita el dinero que contengan las huchas, pero de Martos ha hecho un cálculo aproximado, sólo con que en cada una haya 20 euros habrían conseguido reunir 10.000 euros. Ese dinero irá íntegramente para los niños de San Juan de Dios, «lo dejamos en sus manos, seguro que la Orden sabrá utilizarlo de la mejor manera posible».

Un año da para mucho y esperamos que este proyecto vaya tan bien que haya que mandar a fabricar muchas  huchas más, eso sería muy buena señal. Lo que más desea Javier y las personas que han promovido esta acción con él, es que esto no tenga fecha de caducidad y que no se acabe en noviembre del año que viene, sino que años tras año puedan ofrecer esta recaudación a la congregación a la que tantos lazos le unen.