No hay quien no haya oído hablar del método Pilates, aunque lo cierto es que hace unos años era algo desconocido. Gracias a los talleres socioculturales del Distrito Nervión, esta técnica de entrenamiento se ha convertido no solo en una de las opciones que cada año cuenta con más adeptos entre los vecinos del barrio, sino también en uno de los talleres que más demanda tiene de los 84 que este año se han ofertado.

La Delegada del Distrito, Pía Halcón, en su habitual ronda de visitas a los alumnos de los talleres, ha acudido a una clase de Pilates que imparte la profesora María del Carmen Páez en el Centro Cívico La Ranilla. «Me ha maravillado la concentración y la relajación de las alumnas durante el entrenamiento», aseguraba la Delegada.

Y es que el pilates es un método para alcanzar la salud física y mental combinando varias disciplinas como la gimnasia, el ballet y el yoga; así también toma en cuenta el dinamismo y la fuerza muscular, el control mental, la respiración y la relajación.

Fue creado a principios del siglo XX por el entrenador físico alemán Joseph Hubertus Pilates, que estudio desde muy joven el cuerpo humano y la forma de alcanzar su salud y fortalecimiento. Posteriormente al desempeñarse como enfermero durante la Primera Guerra Mundial y cuidando a gran cantidad de soldados lesionados, fue que desarrolló una metodología para mejorar su estado de salud a través del ejercicio.

Para los pacientes que estaban más débiles y enfermos, con el tiempo fue desarrollando un gran número de ejercicios para ser realizados en tales mecanismos, así como otros para ser practicados simplemente en el suelo o sobre una colchoneta.

Esta es la clave de un método que es muy demandado especialmente entre las mujeres, «aunque cada vez son más los hombres que se animan a practicarlo porque no tiene edad ni sexo», indica la monitora.

Precisamente la Delegada pudo comprobar el alto grado de satisfacción que las alumnas tienen tanto con el curso como con la monitora. «Todas me han expresado que Mae, como le gusta que la llamen, es una excelente monitora. Por eso me gusta siempre destacar que en buena parte el éxito de los talleres se debe a que contamos con profesionales como ella, que imparten todas las materias con una absoluta dedicación y siempre buscando satisfacer a los alumnos».