La ONCE se ha sumado hoy a la celebración del Día Internacional del Niño con Cáncer con la participación activa de los alumnos del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla, donde alumnos de primaria y secundaria han lanzado al cielo pompas de jabón y han leído un manifiesto en braille en solidaridad con los niños que padecen esta enfermedad.

La ONCE ha querido contribuir así a la concienciación de la sociedad respecto de la importancia de la problemática del cáncer infantil y de la necesidad de que todos los niños del mundo puedan acceder al diagnóstico y tratamiento adecuados con la máxima rapidez.

El delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Patricio Cárceles, y la directora del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla, Amparo Cruz, han participado en esta actividad en la que alumnos ciegos del centro han leído el manifiesto de esta jornada que subraya la importancia de la detección temprana para ganarle el pulso a la vida.

En este sentido, Patricio Cárceles subrayó la importancia de la lucha que lideran los padres y de la implicación de los profesionales del Servicio Andaluz de Salud para vencer una enfermedad de la que se curan 8 de cada 10 niños si son tratados en unidades de referencia especializadas, según la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer, que también ha realizado una suelta de pompas de jabón en otros centros educativos del país en colaboración con la ONCE.

El cáncer infantil en España 

En España, la incidencia del cáncer hasta los 18 años es de 13 a 15 casos por cada 100.000 habitantes y año, lo que representa el 0,4 por ciento del total de la población española. El cáncer infantil es la primera causa de muerte por enfermedad en niños de 1 a 14 años. En España se diagnostican alrededor de 1.300 nuevos casos anuales.

En los últimos años, los progresos conseguidos en el diagnóstico y tratamiento del cáncer infantil han elevado notablemente el índice de supervivencia, que en la actualidad se sitúa alrededor del 80 por ciento. Uno de los fines de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer es mejorar la calidad de vida de los niños y niñas que enferman de cáncer y sus familias. La Federación está constituida por 17 Asociaciones de distintas Comunidades Autónoma.