Hasta una decena de calles del Distrito Nervión han estrenado repintado de su señalización viaria gracias a la Delegación de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla. Se trata de vías que concentran un importante volumen de tráfico, como la Avenida Cruz del Campo, la Gran Plaza o Beatriz de Suabia. «Había zonas en las que las líneas estaban prácticamente borradas», ha indicado la delegada, Pía Halcón. «Con este trabajo de Movilidad no sólo se mejora en claridad sino también en seguridad», abunda.
También las calles del barrio de La Ranilla han sido objeto de este repintado. Muchas de ellas eran inexistentes, especialmente pasos de peatones «que suponían un peligro para los peatones», según la delegada. Ahora, gracias a este repintado, la señalización horizontal permite una «sustancial mejora» para conductores y peatones.
«Los vecinos son conscientes de los esfuerzos importantes que estamos realizando por mejorar la circulación en el barrio», precisa Halcón. No en vano, «se ha actuado en calles del distrito en un estado de dejadez absoluto durante los últimos años», asegura. Pero va más allá: «La mejora en movilidad también consiste en hacer de Nervión un lugar transitable y sostenible, por lo que se ha actuado igualmente en carriles bici como el de Luis Montoto, donde la construcción de éste ha sido tachada por técnicos como muy deficiente, debido a desniveles y al peligro que supone no contar con imbornales que permitan evacuar el agua», indica Halcón.
«Recibimos todas las sugerencias de los vecinos puesto que son ellos los que conocen bien las necesidades del distrito», asegura la Delegada. En este sentido, la reapertura al doble sentido de Luis Montoto propuesta por vecinos y comerciantes es «un claro ejemplo» de que «en Nervión no actuamos de espaldas a nadie, sino que estamos constantemente consensuando y aprobando todo lo que consideramos que es bueno para el Distrito», concluye.