El Ayuntamiento de Sevilla pone en marcha el proceso de modificación de la ampliación de la zona azul llevada a cabo por el anterior gobierno municipal con la publicación de una propuesta abierta a la participación para suprimir 545 plazas en Pirotecnia y revisar unas 300 en Bami y Nervión. Esta propuesta se publica hoy en la web municipal y se ha remitido al Boletín Oficial de la Provincia (BOP) para darle la máxima difusión y abrir un periodo de exposición pública durante 20 días hábiles para la presentación de alegaciones en un proceso de participación al que están llamados todos los ciudadanos, al igual que se abrirá el debate en la Mesa de la Movilidad o en los grupos de trabajo que se conformen en los distritos Nervión y Sur, que son los afectados.

Así, la propuesta incluye la supresión de 545 plazas en la zona de Pirotecnia para atender a la demanda de la comunidad universitaria, concretamente en las calles Ángel Gelán, Compositor Manuel del Castillo, Doctor Losada Villasante, Miguel Rodríguez Piñero, Presidente Cárdenas, Piroctecnia, Profesor Gonzalo Sánchez Vázquez, Rector Candil y Avenida Ramón de Carande.

Con esta medida se mantiene, además, una bolsa de más de 200 aparcamientos para alrededor de 110 vecinos que cuentan con tarjetas de residentes. En Bami, dadas las características específicas y las necesidades de trabajadores y comerciantes, el gobierno municipal propone una actuación sobre 200 plazas cuya definición estará supeditada al resultado de este proceso de participación. Del mismo modo se actuará sobre un centenar de plazas en el entorno de Luis Montoto y Jiménez Aranda.

En el marco de esta propuesta y de este debate, también se plantea establecer los criterios para equiparar a comerciantes y trabajadores con los residentes. Además, se propone que las personas no empadronadas en Sevilla que cuenten con la acreditación de movilidad reducida emitida por la Junta de Andalucía puedan aparcar de forma gratuita. También se somete a debate igualar el horario de la zona azul de Bami al del resto de la ciudad. Todas las modificaciones que finalmente se lleven a cabo tras este proceso serán incluidas en las ordenanzas fiscales, algo que no se hizo en el anterior mandato y que ha sido objeto, incluso, de recursos en los tribunales.

El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, se ha reunido hoy con la delegada del Distrito Nervión, Inmaculada Acevedo, y con el delegado del Distrito Sur, Joaquín Castillo, para abordar esta propuesta con la que, según ha destacado, «se cumplen los compromisos adquiridos por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, con los colectivos más afectados por la ampliación de la zona azul».

Cabrera ha explicado que este proceso «comienza hoy día 1 de septiembre para llegar a todos los ciudadanos». «Se acabaron los decretazos para tratar de que los sevillanos no se enteren de lo que ocurre», ha señalado el delegado. Además, ha recordado que esta batería de propuestas que se someten al debate y a la participación tiene como objetivo una primera fase de actuación sobre la ampliación de la zona azul que consiste en «aprovechar al máximo el 10 por ciento de margen para suprimir plazas que nos ha dejado el anterior gobierno municipal».