Antonio Hidalgo, alumno de segundo de bachillerato del Buen Pastor, se ha proclamado como uno de los ganadores del III Concurso de Otoño de Matemáticas organizado por la Universidad de Sevilla y las sociedades matemáticas RSME y Thales. Este certamen ha premiado a los 31 jóvenes que mejor han resuelto el examen de 20 problemas propuestos. Antonio en concreto, entre 400 alumnos que se han presentado, ha conseguido el primer puesto en su nivel. Así lo lleva haciendo desde la primera edición de esta competición que se organiza desde hace tres años.

«Raro es el año que el colegio Buen Pastor no tiene un ganador, a veces tiene hasta dos, en este encuentro en concreto se ha dado este caso ». Estas son las palabras de Ramón Piedra, profesor de la Universidad de Sevilla del Departamento de Algebra y organizador del concurso, que destaca la capacidad de los alumnos de este centro situado en Nervión y el especial empeño que pone el colegio en prepararlos.

El III Concurso de Otoño de Matemáticas, concebido como una fase preparatoria de la Fase Local de la Olimpiada Matemática Española, tiene como principal objetivo la detección, estimulación y formación de los jóvenes valores en  las matemáticas. Los ganadores tienen la posibilidad de asistir a unas clases preparatoria todos los viernes durante tres horas hasta que se celebre la fase nacional. Quince profesores de la Facultad de matemáticas prepararan a estos chicos en diferentes disciplinas dentro de la materia.

Antonio Hidalgo ya estuvo en marzo de este año en la fase nacional que se celebró en Cantabria y obtuvo la medalla de plata. Ramón Piedra confía mucho en él y afirma: « es uno de los favoritos pero tiene que entrenar, si todo va bien este año conseguirá la medalla de oro».

Al finalizar la jornada los ganadores recibieron los diplomas y obsequios destinados a los estudiantes con mejores resultados. Pero Piedra asegura que este no es el mejor premio para los alumnos. La recompensa final llega cuando universidades del todo el mundo les ofertan becas para llevar a cabo sus estudios. Ese es el gran premio al esfuerzo.