Un incendio en una habitación de la planta 11 del Hotel Los Lebreros ha obligado a desalojarlo parcialmente. Según fuentes del 112, a las 10.30 de la mañana una llamada de emergencia alertaba de un incendio declarado en la planta 11 del hotel Los Lebreros. Hasta allí se han desplazado los Bomberos, la Policía Nacional y Local y el Cecop y ambulancias, que han tenido que atender a diez personas por inhalación de humo, la mayoría personal del hotel, de las cuales tres han sido trasladadas al Hospital Universitario Virgen del Rocío y otras tres al Virgen Macarena, aunque no revisten de gravedad. Tres de los desalojados son los jugadores del Sevilla F.C. Kevin Gameiro, Nico Pareja y Diogo Figueiras, que acaban de incorporarse al club y que se encuentran viviendo en el hotel a la espera de encontrar casa.

El 061 atiende a los afectados por el incendio en el Hotel Los Lebreros

El 061 atiende a los afectados por el incendio en el Hotel Los Lebreros

Los primeros datos apuntan a que el incendio se ha originado al prenderse el colchón de una de las habitaciones, probablemente por una colilla. El fuego generó «mucho humo», que se extendió de las plantas 10 a la 13, aunque el desalojo «inmediato» del establecimiento impidió que se produjeran mayores daños personales.

La actuación de los Bomberos obligó a cortar el tramo de Luis de Morales, que ya ha sido reabierto al tráfico tras ser controlado el fuego. El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, agradecía en Twitter la «rápida y eficaz» actuación de los bomberos.

El segundo incendio en Nervión en menos de 12 horas
Se trata del segundo incendio sucedido en la capital hispalense en menos de 12 horas. Este domingo por la noche un transformador situado dentro del perímetro del Centro Comercial Los Arcos ardía provocando una espectacular llamarada. Excepto por el desalojo de los visitantes que se encontraban en el interior del centro comercial, el corte de tráfico durante la actuación de los bomberos e intermitentes cortes de luz en las zonas colindantes, la noticia, que corría como la pólvora en redes sociales, quedó en un susto.