Un joven de 20 años resultó herido grave en la madrugada del sábado al domingo tras recibir una paliza en la calle Demetrio de los Ríos, junto al Parque de Bomberos. Éste fue trasladado al Hospital Virgen del Rocío con fuertes contusiones en la cara y en el cuerpo.

Lo hechos se produjeron a las 04:15 horas, cuando A.P.I volvía solo a su domicilio tras haber pasado la noche con unos amigos en unos locales cercanos a Viapol. El afectado no sabe nada de lo que sucedió, únicamente que un grupo de personas empezaron a llamar su atención,  lo siguiente que recuerda es que estaba herido en el hospital.

Según fuentes cercanas, el agredido se encuentra fuera de peligro, aunque los médicos temieron en un principio que perdiera la visión en uno de los ojos. Hoy será intervenido quirúrgicamente ya que presentaba lesiones de carácter grave, fractura de pómulo de nariz y mandíbula.

El joven es un estudiante universitario extranjero que lleva cuatro meses viviendo en Sevilla, éste era el último mes que iba a residir en la ciudad, puesto que en noviembre finalizaba el cuatrimestre que ha venido a realizar aquí. Aunque el chico es ecuatoriano no se baraja la posibilidad de que fuera una agresión racista, ya que según han contado fuentes del Hospital Virgen del Rocío, este no fue el primer caso que se encontraron en la noche. En total tuvieron que atender cuatro hechos iguales en la madrugada del 25 de noviembre. Tampoco el móvil del ataque fue el robo, ya que cuando lo ingresaron llevaba todas su pertenecías encima.

Sus padres han viajado desde América, donde residen, hasta Sevilla para poder ver a su hijo, que mientras tanto ha sido cuidado por los amigos que tiene en la ciudad.

Hasta el momento no ha trascendido ninguna información acerca de los agresores. Pero según han podido saber sus amigos, quien realizó la llamada a los servicios de emergencia fue un hombre que presenció la paliza. Estos han pedido que si alguien más vio el altercado o puede dar alguna información sobre el mismo que se dirijan a la Policía Nacional.