El Viernes de Dolores se acerca con cada puntada. Enhebrando agujas con hilo dorado. Los bordados van cogiendo forma cada viernes en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario en el barrio de San Jerónimo. Un taller del que salen auténticas obras de arte.

El distrito Norte organiza un taller de bordado en hilo de oro. Cada viernes, tres horas sirven para aprender una actividad básica en la Semana Santa. A partir de las cuatro y media, uno de los salones de esta parroquia de Pino Montano acoge las lecciones de Marco Antonio Piñero, el profesor al que atienden más de una decena de alumnos.

bordadosLa mayoría son mujeres, aunque también hay un hombre. Los aprendices rondan la cuarentena. «Aquí lo que se enseña es a bordar en oro, que es algo que está muy arraigado en Sevilla por la Semana Santa», explica el profesor. «Tengo unas alumnas muy buenas que vienen a aprender las distintas técnicas de de bordado en los diferentes tipos de oro que trabajamos, tanto el fino, como el entrefino que es algo más caro», afirma Marco Antonio

«Hay que tener mucha paciencia», detalla una de las alumnas. «Es un oficio artesano cien por cien, todo se hace a mano y la dedicación a ello es de muchas horas», confirma el profesor.

La lana es la protagonista de las primeras clases. El oro no llega hasta que las técnicas son óptimas. «Al principio se equivocan mucho como es normal», confiesa Marco Antonio. Así se evita malgastar un material que es caro.

La técnica es minuciosa y cuidadosa. Todo elemento bordado en hilo de oro es un puzle que se inicia con un primer dibujo que actúa como boceto, y cada pieza es realizada individualmente para después ser unidas en dicho boceto. Un puzzle.

bordados«Me gusta, aunque voy muy lenta porque es la primera vez que bordo en oro y de viernes a viernes se me olvida, pero bueno aprendo a bordar en otro técnica, que es el oro y además me sirve para evadirme y salir de casa», afirma Trinidad Izquierdo, otra de las alumnas.

Uno de los proyectos que tienen en mente tanto las alumnas como el propio monitor es la realización de una totilla bordada en hilo de oro, que quieren donar a la Virgen del Rosario. Y es que bordando se acerca el Viernes de Dolores.