El Instituto Municipal de Deportes (IMD) ha comenzado a dar los primeros pasos para regularizar la gestión de 48 instalaciones deportivas municipales. Estos  espacios han estado gestionados hasta ahora por Juntas Rectoras. Una situación irregular que se lleva produciendo desde 2005 y que el Ayuntamiento estudiará caso a caso para encontrar el modelo de gestión más adecuada.

A la reunión mantenida en el Distrito Norte asistieron la delegada de Deportes, María del Mar Sánchez Estrella; la gerente del Instituto Municipal de Deportes (IMD), María José Pedrosa; el delegado del Distrito Norte, Juan García Camacho; y el director del IMD en el Distrito Norte, Javier Díaz. En dicha reunión también estuvieron presentes las correspondientes juntas rectoras que actualmente gestionan las instalaciones del distrito.

Reunión del IMD en el Distrito NorteLa reunión se llevó a cabo con el objetivo de informar de primera mano a estas juntas rectoras del proceso que se va a seguir y cuáles son las vías para seguir gestionando las instalaciones. Un modelo en el que «todos deben tener las mismas reglas del juego», según afirmó Cabrera y tal y como reclama el Secretario del Ayuntamiento de Sevilla en los informes emitidos desde el año 2007.

«Hay que aclarar que una de las grandes carencias en el deporte municipal sevillano era el modelo de gestión de las instalaciones deportivas municipales. Así, entre enero y junio de 2012 se emprende una intensa fase de trabajo que tiene como objetivo conocer exactamente la realidad de cada instalación e identificar cuál sería el modelo de gestión más adecuado para cada una de ellas», explicaron durante la reunión.

«No se trata de una privatización, sino un contrato de servicio público», aseguró Cabrera. «Una cosa es que las instalaciones deportivas se gestionen de acuerdo a una u otra figura jurídica, pero eso nada tiene que ver con el uso y acceso de los sevillanos a las instalaciones municipales. Es decir, todos los sevillanos van a tener las mimas posibilidades de acceso y uso de las instalaciones deportivas municipales incluso en mejores condiciones que hasta ahora, ya que no habrá privilegios para ninguna entidad».

Según las palabras de la gerente del IMD «buscamos con este paso la solidez de un modelo de gestión que obvia la política, es algo que va más allá, es una idea de gestión para cómo llevar a cabo un proyecto». Una regularización que llega con 8 años de retraso, ya que «este proceso de regularización debió comenzar en el año 2005», explican. «La clave de este cambio que se lleva a cabo es la de garantizar la libre concurrencia de los posibles interesados en gestionar indirectamente las instalaciones, es decir, hay que dar igualdad de oportunidades a todos, sin privilegios para nadie», concluye.