Los estudiantes del colegio Pablo Ruiz Picasso se comen algo más que el bocadillo en el recreo. Peones, alfiles, torres… y así hasta hacer caer al rey. Desde hace 25 años, el centro organiza un torneo de ajedrez que cosecha gran filiación entre el alumnado de este colegio sevillano situado en el distrito Norte de la ciudad. La iniciativa da tan buenos resultados que los organizadores animan al resto de centros de Sevilla a poner en marcha sus propias competiciones.

Más de 120 alumnos de Primaria del colegio Pablo Ruiz Picasso participan en el torneo de ajedrez que este centro organiza desde hace 25 años. La cita con el tablero llega en el recreo, media hora para fomentar el aprendizaje de este deporte.

El torneo se desarrolla siguiendo el sistema suizo, que no es es eliminatorio y va emparejando a jugadores que llevan puntuaciones similares. Consta de dos fases. En la previa, que se celebra del 28 al 30 de abril, los alumnos de primero, segundo y tercero de Primaria se disputan las partidas. En total, en esta edición son 74 alumnos. Los jugadores deberán superar tres rondas para alcanzar la final.

Ya en la fase final, que se celebra del 4 al 14 de mayo, a los clasificados en la fase previa se les suman niños de cuarto, quinto y sexto de Primaria, unos 54 estudiantes. En total, los 90 jugadores se enfrentarán durante siete rondas que no son eliminatorias.

Y para completar el aprendizaje de este deporte, el centro dispone de una escuela para perfeccionar la técnica que imparte clases desde hace 15 años.