La junta de gobierno del Ayuntamiento de Sevilla, reunida este viernes en sesión ordinaria, ha aprobado el documento provisional del plan especial de reforma interior (PERI) correspondiente al barrio de La Bachillera, destinado a ordenar urbanísticamente la zona, planificar sus equipamientos públicos y permitir que los habitantes accedan a la propiedad de las viviendas que moran.
El barrio de La Bachillera, en el distrito Norte, nació en 1948 con una cesión de terrenos a la entidad benéfica «Asociación Sevillana de Caridad», que ofreció los suelos a familias sin recursos al objeto de que éstas mismas levantasen sus propias viviendas.
La zona, no obstante, arrancó primero como un núcleo de infraviviendas creadas por las propias familias y su desarrollo careció de planificación, de tal manera que actualmente, La Bachillera, con más de 1.500 habitantes, sufre una alta densidad de viviendas y la ausencia de espacios libres y dotaciones, toda vez que todo el suelo está clasificado como una misma parcela y las viviendas jamás llegaron a ser escrituradas en favor de sus habitantes.
En ese sentido, en noviembre de 2010 fue aprobado inicialmente un plan especial de reforma interior (PERI) para la reparcelación del área, la planificación de dotaciones y equipamientos y la posibilidad de que los vecinos adquiriesen la condición de propietarios. Después de que el documento de aprobación inicial del PERI recibiese un total de 341 alegaciones, muchas de ellas coincidentes en su sentido o contenido, el Servicio de Planeamiento de la Gerencia de Urbanismo las ha unificado en torno a 16 modelos de alegación, admitiendo algunas observaciones total o parcialmente, pero rechazando otras.

Respondidas tales alegaciones, la junta de gobierno ha aprobado este viernes el documento provisional del PERI y ha solicitado los correspondientes informes a la Consejería de Fomento y Vivienda y a la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente