Si la semana pasada se comenzaba con los trabajos en todos los alcorques de la avenida Cortijo de las Casillas para que tuvieran el aspecto propio y necesario, sobre todo por la seguridad de los vecinos que recorren dicho acerado, también, como ya avanzaba el Distrito Norte, se comenzó con el arreglo de uno de los alcorques de la calle Aprendices. Así, tras varios días, estas labores de actuación ya han concluido. Se trataba de un alcorque que estaba completamente levantado a causa de la raíz del árbol y que llevaba en esa situación más de un lustro, impidiendo el paso con seguridad de los viandantes.

Según apuntan fuentes municipales, «era la obra más complicada debido a que debían intervenir varios factores y áreas como el Servicio de Parques y Jardines, además de Conservación de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla. Así, después del trabajo realizado por los operarios correspondientes, el estado del acerado y el alcorque es inmejorable dejándolo como nuevo. Una situación que necesitaba arreglo y el equipo de gobierno del Distrito Norte lo ha llevado a cabo respondiendo a la demanda vecinal y comercial de la zona».

El nuevo enlozado se puede observar perfectamente, permitiendo tras esta actuación el tránsito de los viandantes con seguridad por el acerado. Un arreglo que ha sido bien recibido entre los vecinos y los comerciantes de la zona.