Las barriadas Entreparques y los Carteros, a pesar de estar a escasos metros de distancia, han estado separadas a lo largo de su historia. La Ronda Urbana Norte ha dividido estas dos zonas residenciales del distrito Norte a pesar de las muchas peticiones de los vecinos, que han demandado una comunicación peatonal hasta este año.

La conexión entre ambas barriadas, gracias a un paso de peatones que vence el salto asfáltico de la Ronda Norte, ha llegado en 2014, un año marcado por la movilidad en el distrito. Más de una veintena de calles asfaltadas, la eliminación de unas 300 barreras arquitectónicas, 600 nuevas plazas de aparcamiento en superficie, la mejora de una veintena de paradas de transporte urbano o la implantación de varios juegos infantiles o de gimnasia de mayores son algunas de las mejoras, que refrendan la apuesta del Distrito Norte por la movilidad. Entre esas actuaciones destaca el alquitranado de la Ronda Norte con asfalto fonoabsorbente, un material que reduce el ruido mejora la calidad de los vecinos de la zona.