Los talleres del Distrito Norte y la empresa municipal de limpieza, Lipasam, llevaron a cabo este jueves, 27 de marzo, una campaña de concienciación contra el abandono de excrementos para los alumnos del taller de Educación Canina y todas las asociaciones y vecinos que quisieran sumarse a esta iniciativa.

En dicha campaña informativa se informó a los asistentes sobre la importancia de la recogida de los excrementos caninos, sus efectos y la sanción que tendría en caso de no ser retirado. Destacar la problemática de dicho barrio en este tema, puntualizando de esta manera que es el distrito con mayor número de zonas afectadas y el que mayor número de denuncias «disuasorias» tiene. Con las que se pretende que los ciudadanos se conciencien y cambien estos hábitos que deterioran la imagen de la ciudad y que molestan a los ciudadanos, ya que mantener la ciudad más limpia es tarea de todos y tenemos que dar un paso adelante.

De esta manera, Lipasam aprovechando la identificación las zonas más afectadas, ha empezado a colocar unas nuevas placas disuasorias personalizas para cada barrio. Esta placa prohíbe el abandono de los excrementos por parte del propietario del animal, y advierte de la sanción que puede acarrear la no recogida del excremento, incumpliendo la vigente Ordenanza de Limpieza Pública y Gestión de Residuos Urbanos en el Municipio de Sevilla, además de incluir una leyenda con el fin de concienciar a los vecinos, «Una calle limpia y sin excrementos es el mayor exponente de la cultura de un barrio». Las sanciones son económicas y a partir de 120 euros, dependiendo la cantidad de la reincidencia de la infracción.

Dar la gracias a la inspectora de Lipasam, Cristina, que impartió la charla e hizo pasar una tarde muy amena a todos los asistentes, donde se pudo ver el resultado del nuevo acuerdo entre el Ayuntamiento, Lipasam, el Colegio de Veterinarios de Sevilla y Eukanuba.  Se trata de una nueva medida que empezará pronto a facilitarse a todos los vecinos y vecinas que lo soliciten, un dispensador higiénico con forma de hueso para la bolsas de recogida de excrementos.