Los vecinos del Distrito Norte están viendo cómo se lleva a cabo una de sus demandas: la rehabilitación del Templete de San Onofre. Tras varios años y «numerosas promesas por parte de anteriores corporaciones municipales» las obras ya han comenzado en este monumento situado en la barriada de San Jerónimo. Una gestión que, según defienden desde el Distrito, se debe a la intervención del Ayuntamiento de Sevilla y Adif.

Las obras, que se iniciaron hace una semana, afectan a ciertos aspectos de la estructura como es en la parte exterior de la cúpula del monumento; principalmente el techo. Esta remodelación se lleva a cabo, según ha informado el distrito, con la intención de afianzar la estructura para evitar la degradación de uno de los templetes más antiguos de la ciudad. Un lugar de culto existente en San Jerónimo que es poco conocido para la ciudad.

Al proceso de conservación hay que unir la limpieza, tanto interior como exterior, de la piedra que conforma el templete así como la eliminación de las llagas que corroían la fachada.

Desde hace siete días, y mientras la lluvia lo permite, operarios de la empresa responsable en llevar a cabo las obras están poniendo todo de su parte para que de una vez por todas se pueda recuperar el aspecto que en sus inicios tuvo este templete tan castigado por los años y la meteorología que le ha afectado.

San Onofre ve como su hogar está recibiendo el trato merecido después de mucho tiempo sin tenerlo y los vecinos de San Jerónimo que le guardan devoción podrán disfrutar de su Templete en las condiciones que se merece un lugar, un santo con tanta historia dentro de los límites del distrito Norte.