El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo y del Área de Parques y Jardines, ha eliminado la raíz de un árbol de la calle Aprendices que dificultaba el paseo de los vecinos de Pino Montano. «Solucionar este problema era algo básico y fundamental para todos nosotros», ha explicado el delegado del Distrito Norte, Juan García Camacho.

«Tras más de ocho años sin llevarse a cabo, un equipo de gobierno del Distrito Norte ha realizado una de las obras más reclamadas por los vecinos del barrio de Pino Montano», han explicado fuentes del Distrito Norte. Según denuncian los vecinos, hace ya más de una década que las raíces del árbol salió al exterior, destrozando el alcorque e impidiendo el tránsito de personas por el acerado.

«Pues bien, haciendo caso a la famosa expresión, había que atacar el problema desde la raíz y cortar. Es por ello que técnicos de la Gerencia de Urbanismo y del Área de Parques y Jardines del Ayuntamiento de nuestra ciudad se hayan puesto manos a la obra para solucionar el problema», han afirmado fuentes del Distrito. «El arreglo ha comenzado, convirtiéndose así en realidad otro de los compromisos férreos del propio delegado del Distrito Norte Juan García Camacho con sus vecinos», amplían las mismas fuentes.

«Solucionar este problema era algo básico y fundamental para todos nosotros. Mucha gente tropezaba y eso conllevaba un peligro enorme para personas mayores o gente con alguna discapacidad», ha afirmado el García Camacho.

El arreglo ha sido bien recibido por los vecinos de la zona. «Es una alegría enorme porque de una vez por todas se elimina un problema que teníamos desde hace ocho años», comenta el propietario del bar La Blanca Paloma, Pepe Moreno. Las raíces impedían a este restaurador poner más mesas en el velador.