La Junta Municipal del Distrito Norte correspondiente al mes de febrero, celebrada este miércoles, ha aprobado una moción a favor de «imponer multas coercitivas» a las entidades bancarias que no pongan en uso su parque de viviendas. La propuesta, presentada por Izquierda Unida, salió adelante pese a la abstención del grupo popular. Miembros de la Plataforma de Afectados por la Vivienda de Sevilla estuvieron presentes en el Pleno y agradecieron el sentido del voto.

La moción aprobada misma urge al Pleno a «manifestar el compromiso de poner en marcha medidas municipales, en base a la legalidad y las competencias existentes, con el objetivo de garantizar el derecho de la vivienda de la población y hacer frente a la emergencia habitacional». En otros pasajes, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Sevilla instaba al gobierno local a «establecer un recargo del 50 por ciento de la cuota líquida del impuesto para los inmuebles de uso residencial que se encuentren desocupados y hayan sido atribuidos a entidades financieras que operan en la ciudad de Sevilla». Del mismo modo, solicitaba «imponer multas coercitivas» si transcurrido un plazo no se ocupa el inmueble e «instar al gobierno central a retirar el recurso de inconstitucionalidad interpuesto contra la Ley de Medidas para Asegurar la Función Social de la Vivienda de la Junta de Andalucía».

Mesa de la Junta Municipal de DistritoOtra de las mociones aprobadas en la Junta de febrero insta al Distrito Norte a reparar la cerca perimetral de las orillas del río Tagarete del parque de Miraflores así como la reparación de la valla de seguridad del cortijo ante los «posibles derrumbes y el estado de arruinamiento que presentan los muros del secadero de tabaco». La propuesta presentada por Izquierda Unida, que salió adelante pese a los en contra del PP, también incluía la creación de la policía verde, ante la «falta de resultados positivos de la vigilancia privada» y un plan de actuación global que «garantice el adecuado mantenimiento del parque».

Por su parte, el delegado del Distrito Norte, Juan García Camacho, explicó que daría traslado de la moción aprobada a las delegaciones correspondientes, que son Urbanismo, Parques y Jardines y Seguridad Ciudadana. El concejal recordó a los asistentes que, como en muchas propuestas aprobadas, no tienen porque ejecutarse debido a que el Distrito no tiene determinadas competencias en las materias que se aprueban.

Otra de las mociones defendidas por el representante de izquierdas, Luciano Gómez, insta al gobierno local «a la elaboración y puesta en marcha de un plan de bicicleta qué esté orientado a potenciar el uso de este medio de transporte en la ciudad y a consolidar a Sevilla como un referente mundial de la movilidad sostenible». La moción salió adelante con los votos a favor de todos los vocales de la Junta a excepción de los del Partido Popular y la abstención del representante de la Asociación de Vecinos de San Jerónimo.

Por último, también prosperó otra propuesta del grupo Izquierda Unida que solicitaba «convocar un pleno extraordinario con el único punto del orden del día sea los presupuestos del Distrito, donde podamos conocer de primera mano el desarrollo presupuestario para 2014 y se puedan hacer aportaciones desde las entidades y grupos políticos para su mejor desarrollo e implementación».