El delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla, Maximiliano Vílchez, ha asegurado este lunes que ha sido el Gobierno de Juan Ignacio Zoido el que ha hecho realidad una petición que los vecinos de la Ronda Urbana Norte llevaban reivindicando desde el año 2005, en relación a una actuación para la disminución del ruido en esta zona del Distrito Norte «y que ahora han visto cumplida» con la instalación de un nuevo pavimento en esta zona.

   Así se ha pronunciado Vílchez en un comunicado, después de que el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Espadas, haya exigido al alcalde de la capital que «cumpla con la moción, a propuesta del PSOE, de medidas antirruidos aprobada por unanimidad en noviembre del 2011», a la vez que le ha exigido que desvíe el «tráfico pesado» de la Ronda Urbana Norte por la Supernorte, para intentar también evitar estos ruidos, tras una reunión con la coordinadora de asociaciones de Pino Montano y Miraflores.

Vílchez, que ha destacado que «la instalación de este pavimento no sólo implica la disminución del impacto acústico, sino la reparación de todo el firme, que presenta importantes desperfectos, a causa de las numerosas fisuras y grietas», ha apuntado también que la renovación de la Ronda, entre la Rotonda de Berrocal y el enlace de la Gota de Leche, ha supuesto una inversión en torno a los 530.000 euros.

Según el concejal de Urbanismo, esta actuación ha permitido instalar un nuevo pavimento, cuya característica principal es su capacidad reductora del ruido. En concreto, se ha utilizado una mezcla, de reciente creación y el doble de durabilidad que las utilizadas hasta el momento, capaz de amortiguar el sonido provocado por el tráfico rodado en diez decibelios.

Por último, Vílchez ha explicado que «la reducción del ruido generado por el intenso tráfico que soporta esta vía, es una antigua reivindicación de los vecinos del año 2005, casi 20 año llevaban los vecinos con viviendas cercanas a este viario esperando esta actuación, que ahora han comprobado que el Gobierno de Juan Ignacio Zoido ha cumplido con la promesa que les hizo de solucionar su problema».