La Junta Municipal del Distrito Norte tumbó en la tarde de ayer una propuesta presentada por los representantes de Izquierda Unida Macarena Norte en la que se instaba a «trasladar a la Junta de Andalucía y en especial a la Consejería de Vivienda y Fomento la felicitación del pleno del Distrito Norte» por la aprobación de la conocida Ley Antidesahucios. En la sesión se aprobaron distintos manifiestos a favor de los distintos modelos de familias y en contra de la homofobia.

La moción presentada por IU a favor de la Ley Antidesahucios no prosperó por los votos en contra de PP y varias asociaciones, que consiguieron el mismo número de votos a favor de PSOE e IU y otras organizaciones. El voto de calidad del presidente, el delegado del Distrito Norte, Juan García Camacho, decidió el sentido de la votación. En contadas ocasiones se ha rechazado una propuesta de IU en el pleno del distrito Norte, de ahí lo insólito de la votación de ayer.

En la defensa de la moción, el representante de IU, Luciano Gómez, destacó que si bien el Decreto-Ley aprobado por la Junta «no resuelve todos los problemas causados por la crisis sistémica del capitalismo del país, es un gran paso en defensa de las capas populares de la comunidad autónoma». En la moción, también se instaba al Pleno del Ayuntamiento de Sevilla a «suspender cualquier proceso de lanzamiento de impago en las viviendas correspondientes a las promociones de alquiler o venta de la empresa municipal de vivienda y a colaborar activamente con la Junta de Andalucía en la aplicación del decreto».

La portavoz del PP en la Junta del Distrito Norte, Lourdes Preciado, criticó la moción y calificó la Ley Antidesahucios de la Junta como una «medida populista» al mismo tiempo que desglosó los múltiples casos de desahucios acontecidos en la etapa socialista. «Zoido no ha desahuciado a nadie», ha argumentado Preciado, quien también subrayó la importancia de la Ley sobre Desahucios aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, aprobada horas antes de la celebración de la Junta Municipal del Distrito.

Rechazo a la homofobia

El grupo socialista en la Junta del Distrito Norte presentó ayer una moción encaminada a «solicitar la despatologización de la transexualidad en el conjunto de las instituciones sanitarias de referencia internacional» y «una educación en la diversidad afectivo-sexual de manera que los jóvenes no sufran ningún tipo de discriminación por su orientación sexual», entre otros puntos. Esta iniciativa contó con la práctica unanimidad a favor de los representantes, salvo el voto contrario del portavoz de la Asociación de Vecinos San Jerónimo, Ángel Bordas.

En el mismo sentido, la Asociación de Mujeres María Coraje leyó un manifiesto por el Día Internacional de la Familias en el que se denunciaba la apropiación que varios sectores conservadores, «entre ellos la iglesia católica», han hecho de este efemérides. En la moción se instaba a «mostrar el más firma rechazo a las actitudes de exclusión y discriminación que algunos sectores conservadores, liderados por la iglesia católica, muestran hacia los distintos modelos familiares que conviven hoy en nuestra sociedad». «Consideramos que detrás de su enfática defensa del modelo de familia tradicional se esconde la intransigencia y la intolerancia», afirmaba el texto. Esta propuesta fue aprobada pese a la oposición de los representantes del PP y de varias asociaciones vecinales.