Como es ya una tradición en la primavera sevillana, y más aún en el distrito Norte, el acto de clausura del programa Huertas de las Moreras del Parque de Miraflores tuvo su momento culmen con la entrega de los reconocimientos a todos aquellos responsables de que esta actividad sea ya una referencia dentro de la enseñanza cultural ecológica a los más pequeños.

Un proyecto, el de las Huertas de las Moreras, en el que participan prácticamente la totalidad de los colegios del distrito Norte, es por lo cual que la mayoría de sus protagonistas sean los muchos niños que desarrollan unas jornadas de convivencia donde las actividades que realizan en dichos huertos ecológicos ayudan a que el cuidado del medio ambiente sea un valor más para estas generaciones.

Una clausura en la que hubo juegos como la carioca para que los más pequeños aprendan a divertirse también a través del ingenio tradicional en una época en la que los ordenadores gobiernan la imaginación de los más pequeños.

Alrededor de 700 personas entre padres y niños completan el proyecto de Huertas de las Moreras que comenzó allá por el mes de octubre con el acto de apertura, que tuvo en navidad un encuentro para convivir y que cierra con la clausura un nuevo éxito de crítica y público por parte de todos.

El delegado de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos, Beltrán Pérez, así como el delegado del Distrito Norte, Juan García Camacho, estuvieron presente en esta clausura del acto junto con los directores responsables de este proyecto. Y es que, en el Distrito Norte, esta es una de las actividades indispensables, siendo un proyecto que enorgullece especialmente a ambos delegados por el incontestable valor social y educativo que ejerce sobre los más pequeños de la zona norte de Sevilla.

El año que viene más, y mejor.