El PSOE de San Jerónimo denuncia que Zoido tiene un cuarto de millón de euros para farolas fernandinas pero no tiene 500.000 euros para rehabilitar las Naves de Renfe. Para los socialistas «está claro que para Zoido hay barrios y barrios», critican.

Tras la aprobación por parte de la Gerencia de Urbanismo de sustituir las farolas de la Plaza del Pan, la Alfalfa, la Plaza de la Pescadería y la de San Isidoro, colocadas hace pocos años y que funcionan perfectamente, por otras de estilo fernandino, operación que tendrá un coste inicial de 240.082 euros, la Agrupación Local «José Galán Merino» del PSOE de San Jerónimo «quiere denunciar que una vez más, Zoido muestra su cara más clasista, volcando todos los esfuerzos inversores en los barrios más pudientes de la ciudad, incluso en cosas que son completamente innecesarias, como sustituir unas farolas que funcionan perfectamente por otras más de su estilo personal (muy del siglo XIX), mientras somete a los barrios periféricos de la ciudad al mayor de los abandonos».

Según apuntan los socialistas, «la justificación del esteticista Zoido de malgastar el dinero público cambiando unas farolas que funcionan perfectamente por otras más a su estilo decimonónico de gestión municipal, en base a que se trata de «un compromiso que teníamos» llena de indignación a los vecinos y a los socialistas de San Jerónimo».

«La rehabilitación de la Naves de Renfe se trata igualmente de un compromiso electoral anunciado a bombo y platillo en abril de 2011, pero que duerme el sueño de los justos. Un proyecto que destinaban las naves, entre otras cosas, a vivero de empresas y emprendedores, en unos barrios terriblemente castigados por el desempleo de decenas de miles de familias», han argumentado.

Para el PSOE de San Jerónimo, está claro que «para Zoido hay barrios y barrios». «Unos con los que cumplir sus compromisos electorales, como Nervión, Centro y Los Remedios, y otros donde su único objetivo es sacar votos para servir los intereses de los barrios ricos de Sevilla», critican los socialistas en una nota.

«El 2 de abril de 2011, Zoido prometió en rueda de prensa a pie de las Naves de Renfe, anuncio que si salía elegido alcalde para finales de 2011, principios de 2012, estarían las Naves de Renfe rehabilitadas con un proyecto barato de 500.000 euros. Pero una vez en el poder, y con la excusa de la herencia recibida (la típica excusa del mal pagador) se negó a cumplir su compromiso electoral», denuncian.

«Y ahora demuestra que sí hay dinero para cambiar unas farolas nuevas y que funcionan perfectamente, por una cuestión estética, mientras deja hundirse las Naves por el simple hecho de encontrarse en San Jerónimo-Alamillo, un barrio de personas trabajadoras», concluyen.