El concejal socialista Juan Carlos Cabrera ha realizado una visita al cementerio para analizar con los trabajadores «los problemas que viene arrastrando desde hace meses». Durante su recorrido, el concejal del Grupo Socialista ha podido comprobar cómo «hay carencias de material y de personal, debido a las vacantes que siguen sin cubrirse».

Asimismo, ha advertido que, según la tesis de los socialistas, continúan los robos y destrozos motivados por los problemas de seguridad y que el gobierno de Zoido sigue sin tomar las medidas necesarias para poner en funcionamiento todos los hornos crematorios. «Cada vez que desde la plantilla o desde el Grupo Socialista se denuncian problemas, el gobierno de Zoido anuncia medidas, pero luego éstas no se llevan a cabo o resultan claramente insuficientes», ha resumido el concejal socialista.

En primer lugar, el concejal socialista ha comprobado que continúan «las dificultades» para que la plantilla del cementerio pueda realizar sus funciones. «Falta material para la labor del personal sepulturero y siguen las plazas vacantes tanto en este área como en Jardinería o mantenimiento. Si el cementerio presenta un buen estado de jardinería o limpieza es debido al esfuerzo y a la sobrecarga de trabajo de sus empleados pese a los recortes que se están produciendo», ha detallado Juan Carlos Cabrera, quien recordó que el gobierno de Zoido «aún debe atrasos a la plantilla».

El concejal sí ha advertido de que hay problemas de mantenimiento en algunos espacios del cementerio como en edificios de nichos en pared y que continúan los robos que, según trasladaron al concejal socialista durante su visita, se están centrando ahora en las argollas que tienen las lápidas, así como en cadenas y metales.

«En mayo, el Grupo Socialista denunció que continuaban los problemas por la falta de vigilancia, y el gobierno de Zoido respondió contratando a una empresa de vigilancia, pero ésta tienen horarios muy limitados y presta un servicio que es insuficiente y que ahora no se ve reforzado, cómo ocurría antes por los porteros», ha apuntado Juan Carlos Cabrera.

Por último, el concejal socialista ha incidido en que el nuevo horno crematorio, que se construyó en el anterior mandato, sigue sin entrar en funcionamiento y que hay otro horno averiado. «Pasan los meses y siguen sin repararse y ponerse en marcha, lo que provoca que se continúe remitiendo a muchas personas a otros crematorios de la provincia», ha concluido el concejal socialista.