El portavoz socialista Juan Espadas ha mantenido esta semana una asamblea con una veintena de colectivos y entidades de Pino Montano interesadas en obtener información de primera mano tanto del presupuesto municipal del Ayuntamiento y del Distrito para el barrio como de los asuntos pendientes del Gobierno de Zoido sobre los que no se arroja luz tres años después de iniciado el mandato.

Entre las preocupaciones vecinales, «la desazón que les produce la falta de inversión puesto que la pregunta que se hacen es si en tres años Zoido no ha hecho frente a las peticiones de intervención que se acumulan, cómo va a asumirlas en 2014 si el distrito dispone de un 68% menos para inversiones«, resume el portavoz socialista en alusión al «fuerte descenso que los presupuestos para distritos experimentan en el peor año del mandato de Zoido con el que se demuestra el fracaso de la descentralización». En Norte cuentan con un 61% menos de presupuesto total y el de inversiones baja de 310.000 euros a 98.000 euros.

Así, quedan pendientes y sin horizonte de intervención mejoras urbanas, sobre todo, en las barriadas más antiguas sobre las que habría que priorizar actuaciones globales y donde no caben parcheos, como son los Mares, los Oficios, los Corrales y los Parques. Aquí el PSOE ya ha pedido a la Gerencia de Urbanismo la redacción de un proyecto de intervención en acerados, asfaltado y reposición de mobiliario urbano.

De igual forma, quedan pendientes sin respuesta actuaciones del día a día reclamadas por los vecinos como son la mejora de la limpieza en zonas como los Mares así como el mantenimiento de las zonas ajardinadas y de los parques de barriada degradados por el uso o por el vandalismo. En este sentido, los vecinos siguen reclamando para Pino Montano la prometida Policía de Barrio «ya desechada por Zoido incomprensiblemente sin alternativa posible y pese a encabezar como compromiso número 1 absolutamente todos los programas electorales del PP para los distritos», explica Espadas.

Sin visos de que vea la luz ya en lo que queda de mandato se encuentran también realidades comprometidas y de las que el distrito mantiene ajenos a los vecinos, como son los trámites para la rehabilitación del antiguo hospital psiquiátrico y ni siquiera la redacción del proyecto del centro deportivo en este mismo espacio del barrio abandonado.

Con todo, Espadas pone el acento y llama«la atención de Zoido ante la ruptura de la interlocución del delegado con las entidades del distrito que se refleja en cada convocatoria de la Junta Municipal. Se ha producido una quiebra de confianza hacia el delegado en la que Zoido no puede permanecer ajeno. Debe escuchar a las asociaciones que representan a los ciudadanos y que reclaman información y participación. El cambio de la ubicación del mercadillo sin consenso, la nula respuesta ante la petición de uso asociativo de locales vacíos, la privatización de espaldas a la gente del centro deportivo Los Mares o el desprecio con el que no se ejecutan decisiones aprobadas en juntas de distrito e incluso en el Pleno como las actuaciones en la Ronda Urbana Norte, son muy significativos del modelo de Gobierno del PP para los barrios», concluye el socialista.