Los vecinos del barrio Aeropuerto Viejo, perteneciente al Distrito Norte, han recibido este viernes la visita del líder del PSOE sevillano, Juan Espadas. En el recorrido, organizado por la Asociación Zeppelin, el socialista ha denunciado el estado de «ruina» en el que se encuentra el polideportivo de esta zona.

«Zoido no sabe que existe esta zona de la ciudad de Sevilla», ha criticado Espadas al comprobar el estado en el que ha encontrado las instalaciones deportivas de Aeropuerto Viejo. Los vecinos han registrado diferentes denuncias ante el distrito y ante la Policía Local por actos vandálicos, robos continuados, destrozos en campo y en vestuarios donde ya no hay puertas, ni ventanas, ni grifería, ni sanitarios e incluso han arrancado paños enteros de azulejos.

Espadas en el Aeropuerto ViejoA esta serie de robos se le suma el deficiente uso que se da a este espacio deportivo. Un buen número de excrementos siembra el albero del campo de fútbol, que también sirve como escombrera. «No he visto jamás mayor grado de abandono en una instalación pública», ha afirmado Espadas.

«Los vecinos aseguran que durante el anterior mandato las instalaciones estaban en perfecto estado e incluso había presupuesto para colocar césped artificial», ha afirmado Espadas. Ahora, «el IMD ha olvidado que tiene una instalación en Aeropuerto Viejo», ha denunciado el socialista.

«Zoido vive de espaldas a la realidad un barrio que también paga sus impuestos y tiene los mismos derechos», ha relatado Espadas. «Para el alcalde hay barrios de primera y otros de tercera, no ya de segunda», ha insistido el líder de la oposición.

Espadas reclama que el IMD recupere el mantenimiento y la gestión del centro deportivo totalmente abandonado así como que retome el proyecto de instalación de césped artificial y dote a la instalación de vigilancia contra los robos.

Por ello, Espadas exige al distrito que «articule una actuación inmediata coordinando al IMD y a Seguridad Ciudadana, de manera que se ponga freno a los destrozos que siguen produciéndose, que se dicten medidas disuasorias de vigilancia y presencia policial en el barrio y que se plantee un proyecto de remodelación del centro deportivo usando para ello los fondos propios del distrito sin ejecutar a mitad de año».