El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Espadas, ha exigido al alcalde de la capital hispalense, Juan Ignacio Zoido (PP), que «cumpla con la moción, a propuesta del PSOE, de medidas antirruidos aprobada por unanimidad en noviembre del 2011», a la vez que le ha exigido que desvíe el «tráfico pesado» de la Ronda Urbana Norte por la Supernorte, para intentar también evitar estos ruidos, tras una reunión con la coordinadora de asociaciones de Pino Montano y Miraflores.

Esta reunión, a la que han asistido tanto Espadas como la concejala socialista, Eva Patricia Bueno, se han reunido con dichas entidades para analizar «el escasísimo grado de cumplimiento de Zoido con la moción de medidas antirruido aprobada por unanimidad en noviembre de 2011», lo cual ha provocado que «los vecinos no puedan seguir soportando niveles de ruido y tráfico muy superiores a la normativa” a pesar de que “aún queden decisiones que tomar para reducirlo», ha explicado Espadas en una nota.

Según Espadas, «Zoido no puede estar contento porque no ha cumplido con estos vecinos» por los que «se ha hecho muy poco y se ha tardado muchísimo», ha criticado. Asimismo, la aplicación del asfalto fonoabsorbente «llega con tres años de retraso pese a los anuncios reiterados del delegado de distrito que resultaron ser falsos y sólo se ha colocado el semáforo exigido». «El balance es muy pobre y ya no le queda tiempo en el mandato a terminar de cumplir lo aprobado en el Pleno», ha apostillado.

A todo esto, la formación ha advertido de que «los vecinos recuerdan que sigue pendiente desde 2011 el resto de acciones correctoras del ruido que les impide un desarrollo normal de la vida diaria y que interrumpen el descanso nocturno superando con creces los 40 decibelios permitidos».

Además, Espadas ha indicado que «nada se sabe de la pantalla vegetal con la plantación de árboles de gran porte, ni tampoco de medidas disuasorias de bajo coste reclamadas como son la instalación de placas limitadoras de velocidad o de radares disuasorios también señalizados».

«Aquí es importante que los conductores reduzcan la velocidad de entrada no sólo por la generación de ruido sino por el peligro para la circulación que supone entrar en ronda urbana procedente de la SE-30 donde el escalón de velocidad es importante y las incorporaciones no están resueltas en cuanto a visibilidad», ha explicado el portavoz socialista.

El dirigente socialista ha señalado que «asume como prioridad para el próximo mandato la aplicación sin excusa de las medidas paliativas de obligado cumplimiento por ser necesarias, reclamadas por los vecinos y aprobadas en el Pleno». «Así no pueden seguir, se puede y se debe hacer más, es un punto negro del tráfico en Sevilla y no se puede seguir mirando para otro lado», ha insistido.

Con todo ello, tanto Espadas como los vecinos han exigido «el desvío de tráfico pesado en este tramo por el itinerario alternativo de la Ronda Supernorte, lo que generaría menos congestión y menos ruido». Para el portavoz socialista «hay decisiones como ésta que no dependen de la voluntad política sino del obligado cumplimiento de legalidad que es responsabilidad del Ayuntamiento» al igual que ha subrayado que «es una obligación que puede y debe ejecutarse en los siete meses de mandato que quedan a Zoido y si no, que explique a estos vecinos por qué es tan difícil instalar placas de prohibición».

Finalmente, el socialista ha planteado que para el próximo mandato «analizar con Fomento el abordaje de la prolongación de la SE-30 que se desvíe buena parte del tráfico y en futuro a medio plazo la Ronda Urbana Norte pueda convertirse en bulevar como ocurrió con Bellavista».