El portavoz municipal socialista, Juan Espadas, se ha reunido esta mañana con vecinos de la Asociación El Perejil y Entreparques, de Pino Montano, para exigir a Zoido que «cumpla» con la moción aprobada en el pleno de noviembre del año pasado y que contenía una serie de medidas correctoras del ruido y de la seguridad vial en la Ronda Urbana Norte (RUN). «Es injustificable que Zoido haya dejado pasar un año entero en blanco pese al compromiso plenario con los vecinos, por lo que ahora le exigimos que en los próximos presupuestos incluya partidas que permitan actuar contra este punto negro de la ciudad», ha explicado.

Espadas, acompañado por el concejal Juan Carlos Cabrera, han recorrido diferentes puntos de la RUN para comprobar que el Gobierno de Zoido «únicamente ha ejecutado la instalación de un semáforo en el acceso a la vía, una de las medidas que tuvo que volver a llevar al pleno de hace un año el PSOE a pesar de que estaba ya aprobada por el Ayuntamiento meses atrás».

«De lo que absolutamente nada se sabe es del resto de acciones correctoras del ruido que impide un desarrollo normal de la vida de los vecinos y, sobre todo, interrumpen el descanso nocturno superando con creces los 40 decibelios permitidos por la Organización Mundial de la Salud», ha explicado Espadas.

La orden plenaria consistía en la instalación una pantalla vegetal con la plantación de árboles de gran porte, placas limitadoras de la velocidad y radares disuasorios. Según ha indicado el PSOE en una nota, «tampoco saben los vecinos nada del compromiso electoral del alcalde sobre el asfalto fonoabsorbente, otra de las iniciativas recogidas en la moción de noviembre».

En este sentido, el portavoz socialista ha pedido al alcalde «que asuma en primera persona la necesidad de que Sevilla tenga un Plan de Seguridad Vial con un mapa de intervenciones urgentes que permita reducir el índice de siniestrabilidad y, a la vez, incidir en la ecuación vial de los sevillanos».