El portavoz socialista, Juan Espadas, y la concejala Eva Patricia Bueno se han reunido hoy con vecinos de Valdezorras para conocer sus principales demandas y han visitado con ellos el nuevo centro de salud impulsado por la Junta de Andalucía y que ofrece por fin unas instalaciones adecuadas al barrio.

«Ha sido una reivindicación de los vecinos y del Grupo Municipal Socialista que ha dado sus resultados con unas instalaciones nuevas, que podrán abrir sus puertas próximamente una vez que finalicen las obras. Es motivo de satisfacción y de felicitación a los vecinos», explicó el portavoz socialista.

Durante la visita al barrio, no obstante, los vecinos pusieron encima de la mesa otras demandas que siguen a la espera de una respuesta y especialmente reclamaron respuestas al proyecto de ampliación del carril bici desde Alcosa. «Este debe ser el siguiente proyecto prioritario que debe impulsarse cuanto antes porque existe una oportunidad para llevarlo a cabo a través del plan de fomento de la bicicleta de la Junta de Andalucía. Otros ayuntamientos, como Jerez o Córdoba, ya han firmado convenios con la Consejería para llevar a cabo estos proyectos financiados en un 75% por la administración autonómica y en un 25% por el Ayuntamiento. Sin embargo, Sevilla como siempre con el gobierno de Zoido, vuelve a estar a la cola», apuntó Juan Espadas.

En este sentido, Juan Espadas subrayó que la posibilidad de firmar estos acuerdos de colaboración con la Junta de Andalucía para el desarrollo de redes de carriles bici existe desde enero de 2014 y, sin embargo, el gobierno de Zoido sigue sin firmar el acuerdo: «Debe negociar, y aprovechar esta oportunidad que le ofrece la Junta de Andalucía. Y debe, cuando diseñe este nuevo proyecto de ampliación de la red de carriles bici, priorizar la conexión de Valdezorras y de Aeropuerto Viejo».

La propuesta de ampliación de la red de carriles bici para conectar Valdezorras con Alcosa es una reivindicación de los propios vecinos que fue trasladada por el Grupo Socialista a una moción que fue presentada en el Pleno y respaldada por unanimidad de todos los grupos políticos. Su ejecución quedó pendiente del acuerdo con la Junta de Andalucía para su financiación en el marco del Plan andaluz de fomento de la bicicleta que requiere de un acuerdo de co-financiación que el gobierno de Zoido aún no ha firmado.