El portavoz del Grupo Socialista, Juan Espadas, ha visitado este miércoles el barrio de San Jerónimo donde se ha reunido con vecinos y con los representantes de la entidad El Empalme con los que ha analizado el principal problema de la ciudad y del barrio en estos momentos: el desempleo. «Zoido debe tener una posición más activa en la lucha contra el paro. Es muy dado a dar lecciones a otros, pero en 17 meses que lleva de alcalde no hay ni un solo plan de empleo en marcha. Zoido debería venir a barrios como San Jerónimo a explicar que va a impulsar un plan de contrataciones para servicios como Parques y Jardines o Limpieza entre las personas que se han quedado ya hasta sin las prestaciones por desempleo. Zoido debería estar preocupado por esto y no sólo por las Fiestas Mayores y los grandes eventos», indicó Juan Espadas.

El portavoz socialista subrayó su preocupación por el nuevo incremento en las cifras de desempleo, que se sitúan ya en 91.627 parados, un dato que afecta especialmente a zonas como San Jerónimo, ya que, según los datos del pasado mes de octubre, el paro superaba ya los 8.735 personas con un incremento en un año del 15%, por encima de la media de la ciudad. “Este es el problema real que tiene esta ciudad, el paro que está provocando que muchas personas no tengan recursos para cubrir sus necesidades y que otros muchos pierdan sus viviendas”, resumió Espadas.

El portavoz socialista hizo además alusión al desahucio que se frenó este miércoles en San Jerónimo gracias a la movilización de entidades sociales que, como ayer en Su Eminencia, tuvieron el respaldo del Grupo Socialista y de IU. «Vamos a estar con los colectivos sociales, que son quienes han liderado el movimiento contra los desahucios. Pero este problema sigue necesitando medidas desde el Gobierno local porque lo que se ha hecho hasta ahora es insuficiente», destacó el portavoz del Grupo Socialista.

Espadas afirmó además que el paro está provocando una caída del uso del transporte público en los barrios con más desempleo, y puso como ejemplo el descenso de la línea 10 de San Jerónimo que ha perdido 137.000 viajeros en un año que no se justifican sólo por el cambio de la línea B5 a la línea 3. «El alcalde debe reflexionar por la situación del transporte público en los barrios de la ciudad con más índices de desempleo, y cambiar un modelo que permite la gratuidad a las personas mayores de 65 años con rentas altas y sin embargo retira esta misma prestación gratuita a los desempleados al suprimir el bonobús solidario», concluyó el portavoz socialista.