La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha finalizado los trabajos de renovación de la calzada de la Ronda Urbana Norte, entre la Rotonda de Berrocal y el enlace de la Gota de Leche.

Las obras que se han realizado  en horario nocturno, entre las nueve de la noche y las seis y media de la mañana aproximadamente, al objeto de interferir lo menos posible en el uso de esta vía. Asimismo se ha trabajado alternativamente sobre dos de los tres carriles existentes, de modo que uno de éstos permanezca habilitado para el tráfico.

Según el delegado de Urbanismo, «la intervención ha permitido instalar un nuevo pavimento, cuya característica principal es su capacidad reductora del ruido». En este sentido, se ha utilizado una mezcla, de reciente creación y el doble de durabilidad que las utilizadas hasta el momento, capaz de amortiguar el sonido provocado por el tráfico rodado en diez decibelios. Este descenso de los niveles de ruido es especialmente notable con lluvia, dado que el nuevo pavimento, más poroso, absorbe en mayor medida el agua.

Vílchez ha explicado que «la reducción del ruido generado por el intenso tráfico que soporta esta vía, es una antigua reivindicación de los vecinos con viviendas cercanas a este viario que, de esta forma verán satisfecha su petición y nosotros hemos cumplido con la promesa que les hicimos de solucionar su problema».

Además, la instalación de este pavimento no sólo implica la disminución del impacto acústico, sino la reparación de todo el firme, que presenta importantes desperfectos, a causa de las numerosas fisuras y grietas. La renovación de la Ronda, entre la Rotonda de Berrocal y el enlace de la Gota de Leche, ha supuesto una inversión en torno a los 530.000 euros.