La delegada de Hacienda y Administración Pública, Asunción Fley, ha vuelto a aclarar que «el Ayuntamiento en ningún caso contempla la instalación de un crematorio en San Jerónimo y además los vecinos ya lo saben porque así se les explicó en la última Junta Municipal del Distrito Norte. El Ayuntamiento sólo está estudiando la viabilidad de un proyecto privado, una empresa propone algo y el Gobierno valora si es necesario y posible, siempre además aprobando previamente el lugar y las características. Es muy fácil de entender, aunque para el PSOE no lo parezca, pese a que estaba presente en esa Junta Municipal».

Fley ha añadido que «se trata de un proyecto presentado por una empresa privada y no de un proyecto propio del Ayuntamiento, que actualmente se encuentra en el proceso de contratación de una consultoría para que lleve a cabo la valoración de su viabilidad económica y el cálculo del posible canon por la ocupación de los citados terrenos, aunque para este estudio ya no se contempla en ningún caso por parte del Ayuntamiento que cuente con un crematorio. En el hipotético caso de que el Ayuntamiento decidiera aprobar un nuevo tanatorio para la ciudad, todas las características del proyecto, empezando por su ubicación, deberían ser aprobadas por este Gobierno. Y desde luego todo se realizaría bajo los más estrictos criterios legales y de salubridad, sin perjudicar la calidad de vida de los sevillanos».

La delegada de Hacienda y Administración Pública ha indicado que «el PSOE habla de proyecto oculto, a escondidas y con engaños, algo tremendamente curioso porque está publicado en la página web municipal, haciendo gala de la transparencia del Gobierno de Juan Ignacio Zoido. Difícilmente quien quiere esconder algo lo pone a disposición de la consulta de todos los sevillanos. Hay un proyecto privado del que algunas cosas le parecen interesantes a este Gobierno y otras no, como el crematorio por ejemplo, por lo que se procede a encargar un estudio de viabilidad a través de un procedimiento absolutamente legal y transparente».

Fley ha manifestado que «afirmar que este Gobierno se mueve por intereses ocultos es una acusación muy grave y para acusar a este Gobierno de mentir hace falta algo más que una nota de prensa y mala intención, hacen falta en primer lugar pruebas y en segundo una credibilidad de la que el PSOE no anda precisamente sobrado».