La delegada de Hacienda y Administración Pública, Asunción Fley, ha recordado que «el cementerio ha experimentado un gran cambio a mejor si tenemos en cuenta la situación lamentable en que estaba en el anterior mandato, aunque es cierto que aún hay cuestiones que mejorar ahora está mejor que nunca en estos últimos años». La concejal responde así a las críticas del PSOE sobre el estado del camposanto sevillano.

Respecto a la seguridad, Fley ha comentado que «se ha colocado un sistema de cámaras y sensores y un servicio de alerta y vigilancia perimetral, además de haber contratado un servicio de seguridad privada, que hay que recordar que fue retirado durante el anterior mandato con PSOE e IU en el Gobierno, y que cuenta con vigilancia presencial en el interior del recinto, a lo que hay que sumar el refuerzo de los porteros por las tardes, ya que éstos ya no tienen turno de noche».

La delegada ha indicado que «en estos dos años hemos mejorado mucho, y aún vamos a hacerlo más, porque el PSOE no debe olvidar que heredamos un cementerio en una situación lamentable, con las obras de las nuevas instalaciones paralizadas definitivamente y los hornos crematorios averiados y fuera de funcionamiento. Ahora es cierto que uno de los tres hornos está pendiente de reparación, pero aun así se están dando doce servicios diarios y los hornos funcionan todos los días de la semana, incluidos domingos y festivos, cuando en estos años atrás en verano sólo lo hacían de lunes a miércoles, porque hemos contratado una cuadrilla de refuerzo para cubrir las vacaciones».

Además, Fley ha comentado que «hemos aprobado un nuevo calendario laboral que permite una distribución más racional de los turnos del personal, algo que posibilita obtener más rentabilidad de los hornos y contar con cuadrillas de mantenimiento los fines de semana».

En cuanto al personal, la delegada ha indicado que «desde que nombramos ciertos puestos como servicios esenciales, todos ellos están cubiertos, la cuadrilla de mantenimiento nunca ha estado mejor cubierta que ahora, con 18 peones, 3 oficiales primeras, 3 ayudantes de maquinaria y 3 conductores; además hay tres cuadrillas de sepultureros, con un oficial y tres ayudantes cada una, más cuatro cuadrillas en los hornos crematorios, con un oficial y dos ayudantes cada una, la única plaza que está vacante es una de las doce de portería y en jardinería, aunque está la misma plantilla de siempre, estamos intentando reforzarla».

Además, Fley ha señalado que «antes de fin de año se va a invertir en material, algo que llevaba años sin hacerse, van a adquirise dos plataformas elevadoras para enterramientos, dos dumper y dos furgonetas, al margen de que las herramientas necesarias para el trabajo diario estén perfectamente cubiertas».