Gracias a la cesión de un inmueble por parte de Cáritas Diocesana, la asociación para la reinserción social Zaqueo pudo reanudar el pasado jueves, 23 de enero, su programa «Casa Abierta» para internos de segundo y tercer grado del Centro Penitenciario de Sevilla.

El inmueble ha sido rehabilitado por los propios beneficiarios, adaptándolo a las necesidades para el disfrute de los permisos penitenciarios, así como libertad condicional.

A la inauguración asistió el delegado del Distrito Norte, Juan García Camacho, el director de Cáritas y representantes de diversas instituciones del ámbito penitenciario, hermandades, Fundación Padre Leonardo, vecinos del barrio de Valdezorras, socios, benefactores y usuarios.

«Casa Abierta» responde a la necesidad de tratar de facilitar la reinserción de este colectivo, fomentando conductas que no dañen ni a uno mismo ni a la sociedad, disminuyendo el sufrimiento que conllevan los comportamientos antisociales.