El portavoz municipal de Izquierda Unida, José Manuel García, ha indicado este domingo que «ya es hora» de que el alcalde, Juan Ignacio Zoido, cumpla sus compromisos relacionados con la Ronda Urbana Norte, pues han pasado casi tres años desde que tomó posesión de su cargo y «aún no ha hecho nada por reducir el nivel de contaminación acústica y medioambiental provocada por el tráfico de esta importante vía de la ciudad».

García ha realizado estas declaraciones después de mantener una reunión con representantes de diversas entidades de la zona afectada por esta problemática (AVV Parque Flores, Federación Guadalquivir, Comité Pro Parque Miraflores, AVV Parques de Andalucía…), al objeto de conocer «cómo está la situación en estos momentos» y contribuir a la «búsqueda de soluciones».

«Nos hemos encontrado con vecinos muy decepcionados con Zoido por el modo en que se ha desentendido de este asunto», ha señalado el portavoz de IU, quien, al hilo de esto, se pregunta a qué espera el alcalde para hacer efectiva la moción aprobada por unanimidad en el Pleno de noviembre de 2011.

Según ha precisado García, en aquella propuesta se recogían diferentes acuerdos destinados a paliar los  problemas acústicos y atmosféricos derivados del tráfico de la Ronda Urbana Norte. Sin embargo, a día de hoy el Ayuntamiento todavía no ha comenzado a instalar el asfalto reductor de ruidos; ni ha aumentado las zonas verdes para disminuir la contaminación; ni ha colocado las señales y los radares que los vecinos pedían para controlar la velocidad excesiva de los vehículos que por allí circulan.

Desde Izquierda Unida censuran, además, que el Gobierno de Zoido no haya dado ningún paso dirigido a desviar el tránsito de camiones y transportes con mercancías peligrosas por otras carreteras alternativas, como solicitan los habitantes de las viviendas próximas a esta vía, y lamentan que tampoco se haya avanzado nada en la actualización del Mapa de Ruidos de Sevilla, a pesar de que éste fue otro compromiso del alcalde.

«La falta de sensibilidad de Zoido ante este tema resulta injustificable», ha denunciado García, después de apuntar al «calvario» que diariamente sufren muchos vecinos del Distrito Norte y a los «riesgos de salud» que esta situación supone para la población de la zona. Por eso, «consideramos que no es de recibo la indiferencia que esta cuestión le produce al alcalde», ha apostillado el concejal de IU.

«Zoido debe dejar de escurrir el bulto», ha enfatizado García, quien ha recordado que la Ronda Urbana Norte es competencia del Consistorio y que la nueva ordenanza de ruidos le obliga a aplicar las medidas necesarias para aminorar la contaminación acústica generada por el tráfico del viario. En su opinión, las propuestas que demandan los vecinos resultan «viables y muy razonables». Por ello, ha exigido al alcalde que se las tome en serio y que cumpla, de una vez, los acuerdos plenarios relativos a esta avenida de Sevilla.