El portavoz municipal de IU en Sevilla, José Manuel García, ha advertido este jueves de que en San Jerónimo ya hay más de 1.500 firmas recogidas contra la privatización del Centro Deportivo Piscina Francisco Tabuenca. Por ello, ha exigido al alcalde, Juan Ignacio Zoido, que rectifique y tome nota del amplio rechazo que provoca su empeño por malvender esta y otras instalaciones públicas del IMD a precio de saldo.

García ha hecho estas declaraciones tras mostrar su apoyo a la campaña que distintas entidades vecinales y sociales de San Jerónimo impulsan actualmente para informar de los negativos efectos que supondrá el cambio de gestión pretendido por el PP y que, sin duda, traerá consigo el encarecimiento de las tarifas, el empeoramiento de los servicios y el deterioro de las condiciones laborales de la plantilla.

El concejal de Izquierda Unida ha saludado esta iniciativa ciudadana, que «está siendo respaldada masivamente por los vecinos del barrio y por los propios usuarios del centro». «San Jerónimo se opone a la privatización de su piscina», ha enfatizado García, quien ha anunciado que, en sintonía con esta demanda, IU llevará a la Junta Municipal del Distrito Norte de este miércoles una moción, en la que «pediremos la reversión del proceso emprendido por el PP para que la instalación no acabe en manos privadas».

Asimismo, se da la circunstancia de que entre quienes más activamente se movilizan contra la privatización de la piscina de San Jerónimo se encuentra la persona que le da nombre a la instalación, Francisco Tabuenca, un histórico dirigente vecinal del barrio que, según él mismo reconoce, no ha faltado hasta ahora a ninguno de los repartos de octavillas ni de las recogidas de firmas que se han organizado en la zona.

Tabuenca es, además, usuario del centro deportivo, a pesar de lo cual «no asisto en estos momentos» porque, según ha denunciado, la dirección del IMD ha bajado al mínimo la temperatura de la piscina, con lo que «muchas personas mayores, como yo, no podemos utilizarla para nuestros fines terapéuticos». A juicio de García, este hecho denota la «falta de sensibilidad» del PP y su «desinterés por prestar un adecuado y satisfactorio servicio público a los ciudadanos».

Por lo demás, IU considera que la privatización de la piscina de San Jerónimo promovida por el Gobierno de Zoido constituirá un “regalo” para la empresa que se haga con la gestión del centro, dadas las condiciones en que se ha sacado adelante la licitación.

Así, desde la federación de izquierdas ven «totalmente desproporcionado» el plazo de 15 años, prorrogable a otros 10, establecido a la concesión, en comparación con la «exigua inversión» de 34.640 euros que se le reclama aportar al adjudicatario a lo largo de cuatro años. «Si ya de por sí resulta una barbaridad privatizar una instalación nueva, puntera y moderna, pagada íntegramente con el dinero de los sevillanos, mucho más grave nos parece todavía la manera en que el Ayuntamiento se quiere desprender de ella», explica García.

Desde IU se muestran en contra de que una empresa, «que no ha arriesgado ni invertido nada previamente», pueda lucrarse y obtener pingües beneficios a cuenta de «un magnífico equipamiento», cuya construcción costó más de 3 millones de euros de las arcas públicas. Finalmente, se recuerda que fue hace sólo cuatro años cuando se inauguró esta piscina, «una de las más avanzadas tecnológicamente» en Andalucía, que destaca además por su «polivalencia y gran capacidad».