La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, a través de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA), ha iniciado esta semana las obras de urbanización de los 133 huertos urbanos que se instalarán en el Parque del Alamillo de Sevilla, concretamente dentro de las nuevas 40 hectáreas de naranjales en las que se ampliará este «espacio verde» entre la SE-30 y el Parque Tecnológico de La Cartuja.

Según un comunicado de la Junta, las obras consistirán en la construcción de los caminos de servicio, dotación de aguas de riego y cerramiento de los grupos de parcelas para los huertos, con el objetivo de poner a disposición de los ciudadanos suelos públicos de la administración autonómica para fomentar la creación de «huertos urbanos cultivados ecológicamente, para el autoconsumo o para favorecer actividades ciudadanas colectivas».

En total se trata de 133 huertos sociales «agroecológicos», con tamaños de 35 y 70 metros cuadrados, aunque también habrá parcelas colectivas de 140 metros cuadrados, toda vez que cada parcela será adjudicada a un colectivo, esto es, cada huerto será gestionado por un grupo comprendido de entre tres a diez personas.

Por otra parte, cuatro parcelas colectivas se adjudicarán a centros educativos de la zona que fundamente la incorporación de estos huertos en los planes educativos del centro, si bien las asociaciones tendrán un acceso preferente a parcelas de 70 metros cuadrados, siempre que sean para proyectos sociales o educativos que fomenten la inclusión.

Presentación de solicitudes

EPSA mantendrá abierto el plazo de presentación de solicitudes para la adjudicación de los huertos del parque del Alamillo hasta el 15 de octubre para hacerlo coincidir con la fecha prevista de finalización de los trabajos y para facilitar la incorporación de solicitudes de particulares, centros educativos y asociaciones que, debido a las dificultades del periodo estival, no han podido presentar aún su petición.

En las bases de la convocatoria publicada en el sitio web de EPSA se recogen los aspectos técnicos y de gestión derivados de la instalación y uso de estos huertos, así como los criterios de adjudicación, plazos y los procesos de formación y aprendizajes necesarios.

La cesión de uso de suelo público para la construcción de huertos ecológicos para el autoconsumo y fines sociales constituye una nueva línea de actividad de la Consejería de Fomento y Vivienda para dar respuesta con soluciones creativas e integradoras a los problemas que genera la desocupación de viviendas y el desuso del suelo. Constituye también un instrumento para favorecer procesos participativos que creen ciudadanía y fortalezcan el papel de las redes sociales en la sostenibilidad de la gestión pública.

La implantación de estos huertos en el Alamillo va a estar acompañada desde su inicio por diversos colectivos sociales de Sevilla con experiencia y trabajo acumulado en este tipo de iniciativas, que aportarán distintos modelos de gestión de huertos sociales y propuestas en clave económica y ambientalmente sustentables.

Asimismo, desde EPSA se va a impulsar la creación de un foro social que participará en la elaboración y desarrollo de los planes de formación anuales y en la comisión de seguimiento de los huertos colectivos, además de asesorará sobre la planificación agroecológica del proyecto.

Ampliación del parque

La ampliación del Parque del Alamillo supondrá el crecimiento de su superficie actual hasta alcanzar las 120 hectáreas, una extensión natural que se equipara en cuanto a dimensiones a otras áreas de recreo y esparcimiento como el Retiro de Madrid.

De forma complementaria a esta intervención, la Junta también prevé construir en esa zona de ampliación dos nuevos accesos fluviales al parque, en la margen derecha del canal del Guadalquivir, destinados al atraque de embarcaciones no motorizadas. En conjunto, ambos proyectos significarán una inversión pública de 647.256 euros.