La Junta Municipal del Distrito Norte, celebrada este miércoles, ha aprobado una moción presentada por Izquierda Unida en la que se insta al Instituto Municipal de Deportes (IMD) a mantener el modelo de gestión directa de la piscina Paco Tabuenca de San Jerónimo. La delegada de Deportes, María del Mar Sánchez Estrella, y la gerente del IMD, María José Pedrosa, asistieron a la sesión.

El representante de izquierdas Antonio Gómez expuso en su intervención que su grupo se opone a la «externalización de los servicios mediante contratos con empresas privadas». «Para nosotros es una privatización», añadió. «Las empresas tienen como objetivo ganar dinero y sus beneficios van a pagarse con nuestros impuestos», argumentaba. «Yo el bueno, bonito y barato no me lo creo», afirmó. «Además, ¿en qué situación se va a quedar el personal?», preguntaba el portavoz de IU.

Por su parte, la delegada de Deportes explicó a la Junta que «no se trata de una privatización, porque las instalaciones siguen manteniendo su titularidad pública». Sánchez Estrella expuso que el pliego de condiciones recoge todos los pormenores de la gestión indirecta y que estas implicarán «una mejora de las instalaciones y de la oferta deportiva» y que «el modelo de externalización de servicios se lleva utilizando desde el origen del IMD». «¿Antes, cuando gobernaba PSOE e IU valía y ahora no?», contestaba la delegada.

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Junta de Distrito, Manuel Izquierdo, y el concejal del PSOE Juan Carlos Cabrera preguntaron a la delegada en reiteradas ocasiones si los precios se mantendrán tras este cambio de modelo de gestión. A esta cuestión, Sánchez Estrella explicó que «si el adjudicatario oferta los mismos servicios que el IMD el precio será el mismo que recogen las ordenanzas de servicio público hasta el 31 de diciembre de 2014 y que, en el caso de que se ofrezcan nuevos, sí podrían modificarse». «En cualquier caso hay que esperar a que se adjudique el contrato para saber las mejoras que propone la empresa adjudicataria», amplió la delegada.

La moción de IU salió adelante con once votos a favor y cinco en contra.