La Junta Municipal del Distrito Norte, celebrada este pasado miércoles en el Centro Cívico Entreparques, ha aprobado una moción en la que se condenan las pintadas antifascistas dirigidas, según recoge la propuesta, contra el presidente de la asociación de vecinos San Jerónimo Alamillo, Ángel Bordas. No obstante, y a pesar de la unanimidad registrada, varios portavoces han recomendado al proponente moderar su discurso.

PintadasLos hechos se remontan a la madrugada del 4 de noviembre cuando, según denuncia el propio Bordas en su moción, «unos energúmenos, seguramente elementos de extrema izquierda, realizaron pintadas amenazantes y de contenido político, en el comercio de hostelería sito en la calle Cantina, negocio que anteriormente regentaba el actual presidente de la asociación». Los hechos, al igual que otros de similar naturaleza, han sido denunciados por el representante vecinal, quien asegura que no ha sido posible identificar a los autores.

En su moción, Bordas defiende que tales amenazas suponen «un ataque a la democracia» por lo que pide al Distrito «que ponga todo de su parte para que los malhechores sean detenidos y no ocurran más sucesos de este calado».

A propósito de los hechos, el presidente de la Junta Municipal del Distrito y delegado Juan García Camacho ha asegurado que elevará la moción a la Junta Municipal de Seguridad.