La Junta Municipal del Distrito Norte ha aprobado por unanimidad solicitar al Ayuntamiento de Sevilla «el inicio inmediato» de las obras de un comedor social. El grupo de Izquierda Unida ha propuesto esta moción que ha sido secundada por todos los representantes en este órgano de gobierno.

«Por su extensión en territorio, por la gran cantidad de parados que sufrimos, por tener una media de ocho puntos más altos de mayores que otros distritos, por tener, en definitiva, gran cantidad de vecinos rozando la exclusión social, necesitamos con urgencia un comedor social», detallaba la iniciativa votada en la Junta Municipal del Distrito.

La propuesta, a pesar del quórum alcanzado por los partidos políticos y las asociaciones, no estuvo exento de polémica. Y, como casi siempre, esta llegó en los matices. El delegado del Distrito Norte, Juan García Camacho, argumentó que «si bien mucho vecinos y organizaciones han manifestado la idoneidad de que esta zona albergase un comedor, a ninguna les gusta que se instale cerca de sus hogares».

Dados los problemas, García Camacho insistió durante el debate de este punto en que la propuesta que esta detallase la localización del comedor. Punto en el que no estaban de acuerdo los representantes de IU, que manifestaban «estar abiertos» a los criterios del Ayuntamiento.

Por su parte, el concejal del Ayuntamiento Juan Carlos Cabrera, como representante del PSOE, defendió que la localización debía ser céntrica y que esta cuestión «compete a la Administración».

Para finalizar, García Camacho -quien ejerce como presidente de la Junta Municipal del Distrito Norte- aseguró que, dado que se ha aprobado dicha moción, dará traslado a la misma a la delegación de Asuntos Sociales y Bienestar Social para que sean ellos los que determinen la idoneidad de dicho comedor social en la zona norte de la ciudad.

Otras propuestas

En la misma sesión de la Junta Municipal de Distrito se acordó, también por unanimidad, una moción presentada por el Grupo Socialista, Izquierda Unida y la Asociación Estrella Andaluza en la que se urge al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, a «resolver las demandas de los vecinos de La Bachillera». Unos diez vecinos de la zona estuvieron presentes durante el debate de la propuesta.

La moción, que salió adelante con el voto favorable de todos los grupos políticos y asociaciones con representación en la Junta Municipal, insta a Zoido, como presidente de la Fundación Sevillana de la Caridad, propietaria de los terrenos sobre los que se asienta La Bachillera, a «cumplir con las obligaciones que emanan de los Estatutos de la Fundación, constituyendo el Patronato de la misma y convocándolos para debatir las cuestiones tendentes a resolver las demandas de los vecinos de La Bachillera».