En un reciente Pleno de la Junta Municipal de Distrito Norte fue aprobado por unanimidad la denominación de la plaza situada en la trasera de la Parroquia de San Jerónimo, en la Avenida de Medina y Galnares, como plaza del Párroco Manuel Mallofret, párroco recordado y muy querido en el barrio por sus obras y su incansable trabajo desde los años sesenta hasta su reciente jubilación hace pocos años.

Una vez que la plaza ha sido nominada, el Distrito Norte ha encargado la elaboración de un proyecto para su remodelación y mejora, ya que la misma comienza a presentar algunos signos de deterioro desde la última actuación llevada a cabo hace ya algunos años y espera poder llevar a cabo dicha obra en breve. Dichas mejoras supondrán el cambio de solería y pintado de los elementos, así como la reposición de los elementos de jardinería y especies que se hayan perdido, con un presupuesto cercano a los 10.000 euros.