Los asentamientos chabolistas apostados en las distintas partes del Distrito Norte han centrado el debate de la Junta celebrada este miércoles en el Centro Cívico Entreparques. Una agrupación de vecinos de Valdezorras, Aeropuerto Viejo y El Gordillo ha urgido al delegado Juan García a desmantelar los existentes en las antiguas instalaciones de Aena.

«No es el momento», ha contestado tajante el delegado del Distrito Norte, Juan García. «No se puede poner en la calle a estas 200 familias en plena época de frío», ha esgrimido el concejal, quien ha asegurado que está realizando las consultas para determinar la idoneidad de una actuación en dicha zona.

«Solo se interviene cuando existe un riesgo de inseguridad y, de momento, no se ha detectado», ha explicado García. El delegado ha comunicado a los miembros de la Junta de Distrito que ha informado a la Delegación de Asuntos Sociales para que tenga conocimiento de dicho asentamiento y que, «cuando el tiempo sea menos severo», actúen junto con la Policía Local.

El concejal también ha explicado a las distintas asociaciones y partidos políticos presentes en dicho organismo que se han realizado las gestiones oportunas con Aena a fin de que se derrumben dichas instalaciones de su propiedad para evitar en la medida de lo posible que arraiguen asentamientos chabolistas. Aena ha mostrado al delegado su voluntad de colaborar pero siempre y cuando se le inste desde el Ayuntamiento.

Un drama humano, una molestia para los vecinos

«Todos sabemos que detrás de las chabolas hay un drama humano», ha recalcado García, al tiempo que ha pedido paciencia a los representantes vecinales a que las bajas temperaturas no sean un problema para llevar a cabo el desmantelamiento.

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Junta de Distrito, Manuel Izquierdo, ha recordado a García que el problema de los asentamientos se remonta a enero de 2012. «Si se hubiese intervenido entonces, no tendría la magnitud que ha ido cogiendo hasta la fecha», ha recriminado. «Solo se actúa si existen riesgos de seguridad», ha insistido el delegado Juan García.

«Sufrimos robos de cable de teléfono, venta de drogas e inseguridad», ha denunciado el representante de las asociaciones que han llevado la propuesta a la Junta, el presidente de la Asociación  de Vecinos Los Girasoles, Esteban Expósito. «Es necesario que se actúe ya», pedía el portavoz de los vecinos de San Jerónimo-Alamillo, Ángel Bordas.